Buen Samaritano

Paraguay: voluntarios pasan Navidad con perros rescatados

La gran familia del Refugio Unasur, en Asunción, decidió pasar la Nochebuena en compañía de animalitos rescatadas durante inundaciones. El objetivo fue proteger a los animales del miedo que les causa la pirotecnia. ¡Amor!

 

 

Con tuppers llenos de carne fría, los voluntarios se acercaron al refugio, para pasar allí la Noche Buena. Adriana Moreira, encargada del albergue para perros Unasur (ubicado en Mariano Roque Alonso), no cabía en su cuerpo de alegría. En el lugar viven actualmente 14 perros que fueron rescatados de una gran inundación acontecida este año, en barrios anegados de la capital paraguaya. Otros 16 canes siguen internados en las veterinarias y quizás lleguen aquí. Por eso tanto amor solidario animal es bienvenido.

Adriana comentó que en un principio solo ella y su familia pasarían la Nochebuena en el refugio, pero otros voluntarios se sumaron a la causa. Ella invitó a todas las personas que quisieran pasar las fiestas en el lugar, y no fue en vano.

El motivo por el cual se decidió celebrar Navidad allí fue sentimental (ya que Adriana y su gente consideran a los perros como su propia familia) y también con la idea de cuidar a los animales del efecto que genera la pirotecnia. “Desde noviembre empezaron las bombas en esta zona y algunos tiran los fuegos artificiales sobre el techo de los cubículos, como es de zinc el sonido es el doble de fuerte y ellos mueren de miedo”, lamentó la voluntaria.

 

Adriana llama cariñosamente a los perros “mojados”. Churro es el can que más problemas sufrió y busca un lugar para esconderse ante los estruendos. Por eso todos estuvieron allí para cuidar a los pichichos y darles amor, cariño y paz. Adriana también aprovechó para sumarse a la campaña nacional #NoalaPirotecniaPy, recordando que los perros tienen el sentido auditivo más sensible que las personas, por lo sufren mucho cuando se escuchan los juegos explosivos. Además de mucho miedo, esto les causa taquicardia, estados de pánico y temblores.

Un lindo ejemplo, recordando que los animales son nuestros amigos, compañeros y seres vivos tan importantes como nosotros. El amor en la Navidad no sólo fue entre amigos y familia, sino también con esas maravillas llamadas perros.

Visto en Última Hora Paraguay

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas