¿Es o No es?

Padres ricos donan todo y dejan “casi nada” a sus hijos

Cada vez más millonarios deciden donar sus fortunas en vez de heredarlas a sus familias. ¿Qué te parece?

 

buendiario-Padres-ricos-donan-todo-dejan-casi-nada-hijos

 

¿Qué tienen en común Sting, Bill Gates y Warren Buffett? Los tres tienen inmensas fortunas y ninguno de ellos piensa dejárselas a sus hijos.

Sting acaba de revelar que la mayor parte de sus 300 millones de dólares no terminará en manos de sus seis hijos adultos. “Estoy seguro de no querer dejarles fideicomisos que sean una carga”, declaró el músico a la prensa en junio. “Que trabajen. Todos mis hijos lo entienden y rara vez me piden algo; realmente aprecio y agradezco que sea así.”

Philip Seymour Hoffman, que murió en febrero por una sobredosis de heroína, dejó indicaciones muy claras en su testamento, que se hizo público el mes pasado: su hijo debía criarse en alguna gran ciudad norteamericana y “exponerse a la cultura, a las artes y la arquitectura” que ese entorno ofrece. En su testamento, el actor deliberadamente no les dejó a sus hijos sus 35 millones porque no quería que se convirtieran en “hijos del fideicomiso”. Ese castigo a los “hijos del fideicomiso” -chicos malcriados con más dinero que sentido común- es por temor a que hagan elecciones equivocadas o lleven vidas improductivas si cuentan con acceso a una enorme herencia.

Noticia relacionada: Multimillonarios donan su fortuna… a futuro

Las familias acaudaladas siempre tuvieron este problema. Pero ese mismo drama ahora toca también, en menor escala, a los millones de hijos del baby boom, que en los próximos 30 años están condenados a dejar más de 30 billones de dólares, la mayor transferencia de bienes de la historia de Estados Unidos, según la firma consultora Accenture.

Lo que solía ser un problema familiar privado se convirtió en una discusión pública sobre la riqueza, los privilegios y la responsabilidad personal. ¿Quién se queda con el pozo? ¿Deberían ser los herederos? ¿O les irá mejor sin él?

Según se sabe, Bill y Melinda Gates dejarán 10 millones de dólares a cada uno de sus tres hijos; casi un vuelto, frente a su fortuna de 76.000 millones de dólares. Los tres hijos de Buffett tienen cada uno un fideicomiso de 2000 millones, establecido por su papá. ¿Y el resto de su dinero? Para beneficencia, al igual que Gates y muchos otros megamillonarios que han comprometido sus fortunas para mejorar el mundo.

Como dijo Buffett con su célebre frase, la cantidad perfecta para dejarles a los hijos “es el dinero suficiente para que sientan que pueden hacer cualquier cosa, pero no tanto como para que no hagan nada“. “Tal vez sea el problema que más nos atormenta”, dice un multimillonario que se hizo de abajo. El empresario y su mujer, que tienen cientos de millones de dólares, crecieron modestamente en familias de clase media y quisieron elaborar un plan financiero que tomara en cuenta el bienestar de sus hijos sin malcriarlos, en caso de que la pareja muriera de improviso. “Nos horrorizaba lo que podía pasar si tomaban control de mucho dinero siendo muy jóvenes”, dice.

Noticia relacionada: Millonario ruso paga fortunas para ser inmortal

Inspirándose en el ejemplo de Buffett, crearon un fondo para cada uno de sus hijos, actualmente en edad universitaria. Cada uno de ellos tiene 2,5 millones de dólares controlados por un albacea, quien sólo puede liberar dinero para educación, cuidado de la salud o el inicio de un negocio. Esas restricciones siguen en pie hasta que cada hijo alcance los 40 años; después de eso, el dinero es de ellos para hacer lo que quieran.

El resto de los millones de la fortuna familiar irán a una fundación, que eventualmente será administrada por los hijos. “La verdad es que están encantados -dice el padre-. Quieren ser alguien por ellos mismos.”

¿Te parece correcta la actitud de estas personas? ¿O deberían dejar que sus herederos decidan qué hacer con las fortunas?

Visto en La Nación

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas