Buen Samaritano

Padres de víctima en Haití llevan a cabo su último deseo

Desde que Britney falleció en el terremoto en Haití mientras hacía trabajos de caridad, sus padres han salido adelante gracias al último mensaje que recibieron de su hija: “Aquí nos aman tanto y todo el mundo es tan feliz. Les encanta lo que tienen y trabajan muy duro para llegar a ninguna parte, sin embargo, son todos muy agradecidos. Quiero vivir aquí y comenzar un orfanato por mi cuenta.”

 

Esas palabras de Britney fueron las que fortalecieron a la familia mientras que 33 días después del 12 de enero del 2010, el día del terremoto, el cuerpo de de su hija fue encontrado debajo de los escombros del Hotel Montana, un hotel popular para los estadounidenses y los europeos que visitan o trabajan en Haití.

Los padres de Britney, atravesados por el dolor, continuaron su camino, ya que decidieron honrar su último deseo y construir un orfanato en la empobrecida nación. Y fueron esas palabras de su hija las que los fortalecen a medida que atraviesan los obstáculos burocráticos, culturales, económicos y del idioma, en un país en desarrollo que fue devastado por el terremoto de 7,0 grados, que mató a más de 200.000 personas, resultaron heridas otras 300.000 y dejó 1,3 millones de personas sin hogar.

 

buendiario-orfanato-haiti

Enfermera abraza a Nashca, una niña huérfana de Haití

 

El orfanato que construyeron tras mucho esfuerzo, es el hogar de 66 niños de 3 a 14 años – 33 niñas y 33 niños para recordar los 33 días en que esperaron que Britney fuese encontrada, y recibe sólo a aquellos que han perdido al menos a uno de los padres o provienen de situaciones extremadamente violentas o abusivas.

“Siempre sentimos la obligación de cumplir su deseo en ese último mensaje” dice su padre. “Empezamos este proyecto sin nada, pero una vez que nos comprometimos supimos que no íbamos a parar hasta que se realice.”

Brit, como la conocían en su familia y amigos, era una estudiante de 19 años de edad de la universidad, quien estuvo en Haití durante dos días para trabajar con niños que viven en orfanatos. Una foto de Britney sonriente rodeada de niños de la escuela en uniforme se convirtió en una imagen internacional que simboliza los extranjeros que murieron en el país para ayudar.

“Pensamos que íbamos a ayudar a Haití, pero Haití terminó por ayudarnos a nosotros”, dice Cherylann, su padre. “Yo creo que nada alivia el dolor, pero cuando bailo con los niños como solía hacerlo con Brit, me doy cuenta de que puedo crear nuevos recuerdos. Y eso es emocionante.”

 

 

Visto en Usa Today

Nota editada por Nazarena Malatesta

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas