¡WOW!

Padre ciego se opera y ve a sus hijos por primera vez

Lo más habitual es que los padres vean a sus hijos por primera vez en la sala de partos, pero Ian Tibbets recién pudo conocer a sus mellizos ahora que tienen 4 años de edad. Y todo gracias a una operación. Una historia para emocionarse.

 

 

El hombre de 43 años estaba gradualmente perdiendo la totalidad de su visión a causa de un accidente en la fábrica donde trabaja, pero la medicina le permitió recuperar la visión, gracias a una operación que le permitió por primera vez ver a los hijos con los que convive hace cuatro años.

Noticia relacionada: Inventan una lente que ofrece super visión de mosca

“Fue un momento increíble, nunca pensé que podría ver a mis propios hijos”, cuenta el orgulloso padre, emocionado. “Sentí que estaba en el cielo. Lloré y lloré sin parar”.

 

Tibbetts con sus hijos, a quienes ahora puede admirar

Tibbetts con sus hijos, a quienes ahora puede admirar

 

Tibbetts es oriunfo de Telford, Shropshire, en Inglaterra. Su fabulosa historia ameritó que ahora sea el protagonista de un documental producido por la BBC, el cual siguió al inglés desde su ceguera a través de la operación y hasta el momento posterior. La particularidad del procedimiento es que al hombre le introdujeron un diente en el ojo, el cual es parte de un dispositivo similar al ojo que contiene una lente de plástico; la función del diente es fomentar que el tejido en el cráneo se desarrolle antes de hacer un implante.

Noticia relacionada: La Legislatura porteña adhiere al uso del “bastón verde” para no videntes

Es una operación que cuenta con varios pasos (se llama oseto-odonto-queratoprostesis) y que permite en muchos casos recuperar la visión; ese fue el caso de Tibbetts, y así puede gozar visualmente de su vida de todos los días.

El ex ciego estaba extasiado de poder ver las caras de sus hijos mellizos, y admitió estar un poco sorprendido. “Son totalmente diferentes a como me los imaginé en mi mente”, explica. Esperaba que sus hijos se parecieran más a él, pero los ve parecidos a su madre, y, según su opinión, mucho más bellos de lo que pensó que serían.

Noticia relacionada: Motoquero ciego rompe el récord mundial de velocidad

Siempre hay un motivo para ver a la vida con buenos ojos, ¿no creen? Sobre todo cuando uno recupera un sentido que creía perdido. Y, de cierre, el trailer del programa de la BBC (en inglés):

 

 

Visto en The Blaze

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas