¿Es o No es?

Oro en Asturias generará empleo pero dañará ambiente

El Principado español debe decidir en las próximas semanas si aprueba un proyecto de mina en el pueblo de Tapia de Casariego. ¿Es una buena noticia que haya más riqueza y trabajo o es malo, debido al costo ambiental?

 

Buendiario-asturias-oro-mina-debate-trabajo-2

Unos dicen “no”, otros dicen “sí”.

 

La discordia parece haberse instalado entre los vecinos del pequeño pueblo asturiano, y hay dos bandos muy marcados: los pro minería y los contra. La culpa la tienen dos millones de onzas de oro que dejaron los romanos junto al Cantábrico, en el último gran yacimiento de Europa. Tapia de Casariego, un pequeño concejo de unos 4000 habitantes dedicado a la pesca, la ganadería y el turismo, debe decidir si permite a una empresa canadiense construir una mina a cambio de empleos para vecinos de la zona durante aproximadamente ocho años; muchos ven aquí la solución a problemas económicos, la desocupación y la huida de los jóvenes por falta de oportunidades. Otros ven aquí la destrucción de un modo de vida sostenible en un lugar único, y tres informes de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico avalan dicho punto de vista.

El pueblo de Castropol, afectado por la decisión, está plagado de carteles en contra de la mina. La plataforma “Oro No” se organizó para luchar contra de la mina, y muchos de sus miembros son pescadores, que alegan que la mina traerá cambios de temperatura en las aguas, lo cual mata a patelos y lubinas, objeto de su oficio. “Con los vertidos de la mina, si es que la abren, no va a sobrevivir ni uno”, pronostica un pescador mientras acerca el barco hacia un acantilado para mostrar desde el mar la zona cero de este conflicto.

Noticia relacionada: Chevron deberá pagar millonaria indemnización a Ecuador

El yacimiento se encuentra bajo las lagunas de Salave, a unos 300 metros del Cantábrico. Para evitar hacer una obra a cielo abierto, la boca de la mina estará a dos kilómetros y medio de ahí, donde hoy hay una frondosa arboleda, un tramo del camino de Santiago y decenas de hectáreas de prados donde pastan las vacas de ganaderos. “Se han aprovechado de la desesperación de la gente, de que no tienen nada. Y nos han enfrentado”, critica Jesús, un ganadero lugareño que teme que la empresa para la que trabaja cancele su contrato si se aprueba la mina.

 

Buendiario-asturias-oro-mina-debate-trabajo-3

El proyecto, en detalle.

 

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico, la máxima autoridad en materia de aguas, ve imposible que los ríos absorban el nivel de residuos que se verterán a sus cauces y al mar y se opone a su construcción. “Aunque no fuesen tóxicos, los lodos crearán películas que no dejan pasar la luz ni que haya vida marina”, critica el pescador Elías Vázquez.

Asturgold, la empresa canadiense, se comprometió a emplear a vecinos de la zona durante un periodo de entre ocho y diez años, y ya han recibido 12.000 currículums. La rentabilidad que puedan obtener del proyecto es una promesa de mejores sueldos y salida de la crisis económica para la gente de lugar. El oro que dejaron los romanos queda hoy bajo las lagunas, incrustado en la granodiorita, un mineral que también contiene azufre y arsénico. Para extraer el oro hay que oxidar la piedra mediante un agresivo y tóxico proceso de lixiviación con cianuro que Asturgold se comprometió a hacer fuera de España.

Noticia relacionada: Minera reduce daño ambiental en San Juan despidiendo trabajadores

La desocupación en la zona de Tapia ronda el 20% y cada día alguien se acerca a la oficina de la mina a dejar sus datos. La fiebre trasciende a la comarca y hasta 2000 personas de Galicia lo han hecho. Por ese motivo, los partidarios de la mina montaron la plataforma “Trabajo sí, mina ya”. Magadalena Gómez, presidenta de esta asociación, no ve alternativa: su marido es uno de los 14 afortunados que ya ha conseguido empleo y ella cree que la mina frenará la partida de gente que se va a otras ciudades a trabajar. “Tampoco somos idiotas, sabemos que no podemos confiar al 100% en una empresa. Pero si cumplen la ley, debería poder instalarse la mina”, asegura. El regidor actual de Tapia también apoya la mina por el empleo que generará.

La fiebre del oro invadió a la región, y todos amenazan con llegar a tribunales: unos por pérdidas económicas y laborales, los otros por daños ambientales. ¿Se trata de una buena noticia esta posibilidad de salir de la crisis para Asturias o creen que es más bien un asunto negativo por sus implicancias?

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas