Sociedad

Original campaña enseña que “el sexismo no es sexy”

La revista española Control & Estrategias puso en su portada a Lara Alcázar, vocera de la asociación Femen Spain, como parte de una campaña para terminar con el sexismo. Alcázar utiliza su cuerpo para llamar al debate sobre el cuerpo de la mujer y cómo es tratado en la sociedad y los medios de comunicación.

 

Lara Alcázar, vocera de Femen, ofrece su cuerpo como combate

Lara Alcázar, vocera de Femen, ofrece su cuerpo como combate

 

¿No es moneda corriente cuestionar a la publicidad por su uso sexista de la mujer? Y, sin embargo, los mismos estereotipos siguen rigiendo. Por eso, la activista y vocera de Femen decidió ofrecerse en su desnudez como cara visible de un movimiento para cambiar las cosas. El slogan es claro: “El sexismo no es sexy”.

Noticia relacionada: No a la discriminación de género, sí al topless en Nueva York

El grupo protesta, entre otras cosas, contra el uso de la imagen de la mujer en publicidad, y lo hacen usando su propio cuerpo como vehículo de la protesta porque saben lo que va a pasar: los medios de comunicación responden al reclamo concediendo mucho espacio y tiempo a estas performances visuales, y con ello se consigue que su mensaje contra la cultura del patriarcado y el sexismo se difunda por todo el mundo.

 

Buendiario-campana-publicidad-combatir-sexismo-femen-espana-lara-alcazar-1

No es la primera vez que Alcázar se lanza como vino al mundo para reclamar derechos para las mujeres. De hecho, este mes Alcázar y dos mujeres más, todas ella con los senos al descubierto y coronas de flores en sus cabezas, interrumpieron la sesión del Congreso español que debatía sobre el derecho de la mujer a interrumpir su embarazo alegando que “el aborto es sagrado”. Y su acción no pasó desapercibida, como tampoco su nombre.

 

Otra campaña, hecha por Naciones Unidas contra el sexismo

Otra campaña, hecha por Naciones Unidas contra el sexismo

 

 

“Nos enfrentamos al conflicto que hay entre la mujer y el orden impuesto por un sistema patriarcal que no nos gusta. Estamos abiertas a dialogar con todo el mundo”, cuenta Alcázar. “Hemos recuperado el uso del cuerpo como instrumento de protesta. La liberación de la mujer ha seguido un proceso evolutivo en el que se han producido protestas relacionadas con su imagen, como cuando abandonó el corsé y el sujetador, o empezó a llevar pantalones”, concluye.

Noticia relacionada: Enfermera salva vidas de mujeres indígenas educándolas

El objetivo de la representante de Femen fue cuestionar si la publicidad fomenta estereotipos o si promueve bellezas imposibles. Y el reclamo de Alcázar coincide con una campaña gráfica de UN Women (Mujeres de las Naciones Unidas), que busca concientizar sobre la imagen femenina que aparece cuando ponemos la palabra “mujer”. La lucha apunta a que la imagen de todos los seres humanos sea válida, que el cuerpo en todas sus formas y variedades sea validado y reivindicado, y que se acabe la tiranía sobre el cuerpo femenino, imponiéndole una cierta forma que dista mucho de la realidad.

Noticia relacionada: Mujeres italianas combaten la violencia de género

“Hay quien quiere usar la imagen de un cuerpo femenino con intereses comerciales que sostienen un sistema patriarcal, pues nosotras, dueñas de ese cuerpo, lo vamos a usar para difundir el mensaje en contra. No somos el canal publicitario de nadie. No es ningún privilegio ni nada extraordinario respetar a las mujeres, es lo que se supone que tienes que hacer”, insiste la activista, que al final recuerda una publicidad que sí le agradó: “Era un partido de fútbol en el que jugaban niñas y niños. La niña metía el gol y cuando la felicitaban respondía: no, el gol lo hemos marcado todos. Un mensaje de igualdad desde la infancia”.

Visto en Control y Estrategias

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas