Mundo

Organismos apuntalan la reconstrucción de Haití

La ayuda al país afectado por un terremoto en 2010, es gestionada por organismos multilaterales. El BID canceló toda la deuda externa.

 

buendiario-Organismos-apuntalan-reconstruccion-Haiti

 

La nación más pobre del hemisferio occidental lleva décadas recibiendo ayuda exterior, pero tras el devastador terremoto de 2010 la colaboración de la agencia humanitaria de la administración estadounidense (USAID) adquirió proporciones mayúsculas. Ante un estado fallido y un país desmoronado, fueron sobre todo organismos multilaterales y agencias de gobiernos extranjeros los que trataron de canalizar el alud de ayuda en proyectos concretos bajo unos objetivos acordados con las autoridades haitianas. “[El objetivo es] reestructurar el estado que se cayó. Hay un avance lento pero sostenido” , explica Aguerre, gerente del departamento de Haití en el BID, en una entrevista en su despacho.

Noticia relacionada: Haití: abren hospital que funciona a energía solar

Después del terremoto, el BID decidió crear una división específica para Haití, cancelarle toda la deuda pendiente -de 487 millones de dólares- y concederle donaciones en lugar de préstamos. Desde entonces le otorga 200 millones de dólares anuales hasta 2020 que se destinan a seis áreas: transporte, energía, agua, educación, agricultura y desarrollo del sector privado. La principal tarea de Aguerre es pactar con el Gobierno los proyectos en los que se invierte el dinero, y gestionar su ejecución. “Una vez que acordamos qué vamos a hacer, otros especialistas del banco en Washington se dedican a estudiar los proyectos, diseñar y viajar” , relata. “Es un proceso de discusión natural pero quién da el visto bueno, firma y decide qué hacer con los recursos es el Gobierno” . Tras la aprobación de las autoridades, la validación final la da el directorio del BID, que es el que pone el dinero a través de sus países miembros. El banco dispone de un equipo de unas cien personas en Puerto Príncipe y de 50 en Washington dedicadas a Haití. Y al margen de sus fondos, también canaliza ayudas de terceros, por ejemplo de España.

Según los últimos datos del Enviado Especial de la ONU, entre 2010 y 2012 el BID fue el mayor donante en fondos desembolsados a Haití por valor de 491,7 millones de dólares, seguido de Canadá (374,8), EE UU (298,1), España (292,5) y el Banco Mundial (287,4). En noveno lugar, se sitúa el FMI (152,4). Para hacerse una idea de la magnitud que suponen las ayudas, el presupuesto del Gobierno haitiano es de unos 1.000 millones de dólares y el PIB del país ronda los 8.000. Por ejemplo, en ámbitos como el transporte el 90% del coste lo cubren los donantes internacionales; mientras en educación es el 50%, según apunta Aguerre, quien sostiene que lo razonable sería que en los próximos años la contribución haitiana vaya aumentando para ir reduciendo su supeditación exterior.

Noticia relacionada: América: acuerdo para mejorar la salud de los ciudadanos

El Banco Mundial, por su parte, dispone actualmente de 15 proyectos de ayuda a Haití por valor de 691 millones de dólares en tres años. Como el BID, sus iniciativas se basan en una estrategia acordada con las autoridades y también cuenta con un equipo en Washington y otro en Puerto Príncipe compuestos en total por alrededor de treinta personas. Singh es el economista jefe para Haití -un puesto creado recientemente por la enviada especial del banco a Haití, de quien depende- y viaja una o dos veces al mes a la isla para tener lo mejor de ambos mundos.

Aguerre, del BID, reconoce que coordinar el alud de ayudas es el gran desafío, pero niega que los donantes no hayan puesto el dinero comprometido. Aduce que nadie le da un cheque al Gobierno sino que el dinero se va otorgando asociado al progreso de un determinado proyecto y que se paga al contratista o vía el Gobierno.

 

Visto en El País

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas