Mundo

ONG dona hornos en Malawi para que no quemen bosques

En el país africano es costumbre consumir toneladas de leña al año para cocinar y obtener calor. Ahora, con esta donación, podrán salvarse bosques y enseñar un método más ecológico.

 

buendiario-malawi-hornos-a-lena

 

Al conducir por Malawi es habitual observar bicicletas atestadas de leños de madera que se amontonan mágicamente en la parte trasera. Apenas si puede verse al que pedalea pesadamente. La imagen más común es la de las mujeres cargando largos maderos sobre sus cabezas. Acompañadas de sus hijos caminan junto a la carretera de vuelta a casa tras una jornada en busca de la leña que les permita preparar la comida.

El 97% de Malawi utiliza combustibles sólidos para cocinar, siendo la leña el más empleado. De mantenerse tanto el crecimiento de población como el uso de la leña, la degradación de los cuatro millones de hectáreas de bosque de Malawi empeorará.

La degradación forestal hace que sea más difícil encontrar la leña, así que las mujeres tienen que caminar distancias más largas para recogerla y el precio de la misma se encarece entrando en un círculo vicioso de complicada salida.

Sin embargo, se avecinan tiempos de cambio en las costumbres culinarias del país. Numerosas organizaciones como Hestian, o Maeve impulsan el uso de unos hornillos de arcilla cuyos beneficios medioambientales, sanitarios y sociales todavía están por explotar, aunque comienzan a dar resultados.

Noticia relacionada: África: inventan cine que funciona con energía solar

Las chitetezo mbaula (hornillos protectores, en español) son unas cocinillas optimizadas que se han convertido en una herramienta para mejorar la calidad de vida de la población malauí. Tradicionalmente en Malawi se ha cocinado con el rudimentario proceso de poner tres piedras en forma de triángulo sobre el que se coloca el cazo o sartén. Esto no es más que una cocina a fuego abierto que conlleva riesgos de incendios y provoca el esparcimiento de ceniza.

 

Las mujeres, principales proveedoras para el hogar.

Las mujeres, principales proveedoras para el hogar.

 

Los chitetezo mbaula solucionarían muchos problemas de distinta índole: el 50% de los niños del país afectados con pneumonia tiene que ver con el uso de hornos a leña. La deforestación genera un alza en las lluvias y las tierras se erosionan, perdiendo importantes áreas de cultivo. Suben los precios, y se vuelve todavía más inaccesible para la población.

Los hornos de arcilla podrían realmente cambiar el panorama, ya que generan menos humo, son más eficientes, y bajan en un 44% el consumo de leña.

Noticia relacionada: UE propone método para lograr comercio justo de minerales

Gracias a estas cocinas mejoradas se consume menos combustible ahorrando en el tiempo de recolección de leña. Al mantener el fuego encerrado en el recipiente de arcilla se acelera el tiempo de cocción y también proporciona seguridad a las mujeres, encargadas de la tarea, y a sus hijos que normalmente las acompañan. Además son más limpias ya que generan menos humo y ceniza. Otra de las principales ventajas es que al tener asas, las cocinas mejoradas pueden ser portables facilitando su traslado.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas