Buen Samaritano

ONG da herramientas a pueblos del impenetrable chaqueño

La Fundación Corriente Cálida Humanística, cuyo objetivo es brindar asistencia y contención a grupos vulnerables y comunidades originarias del país, entregó alimentos, ropa y muchas herramientas de trabajo para que los wichís y criollos aprendan oficios.

 

Buendiario-ayuda-impenetrable

 

Así comenzó su séptima “Cruzada” consecutiva en la localidad de Tres Pozos, partido de Sauzalito, el lugar más alejado y olvidado de El Impenetrable chaqueño y a otros parajes como El Tartagal y Totoral, entre otros sitios chaqueños.

Allí los voluntarios se reencontraron con wichís y criollos que estaban ansiosos de recibir un año más su ayuda. El viaje resultó ser muy especial ya que además de las donaciones que entregaron, se inauguró el Centro de Integración Comunitario. De este modo, se asistió a más de dos mil personas en situación de pobreza.

Cristina Sánchez, Presidenta Honoraria de la Fundación, entregó en manos del Cacique de Tres Pozos, Mario Tolaba, las llaves del CIC (Centro de integración comunitario), dando por finalizado un ansiado objetivo que la entidad se había comprometido a realizar. El propósito del CIC es que wichís y criollos aprendan oficios tales como carpintería, agricultura, plomería, albañilería, electricidad y tengan un lugar donde dialogar respecto a la situación que viven y que habitualmente es motivo de enfrentamiento cultural por la historia de cada pueblo. “Las comunidades están muy felices porque cumplimos con la palabra. Este Centro va colaborar para que haya una mayor ayuda entre ellos y será un espacio para que los adolescentes encuentren un mejor camino y progreso laboral aprendiendo oficios”, aseguró Cristina Sánchez, Fundadora y Presidenta Honoraria de la fundación.

Ese mismo día, luego de ese acto y de la celebración y el aplauso de todos los habitantes, se hizo la entrega en mano de las donaciones que incluyeron desde alimentos, juguetes hasta herramientas para oficios y chapas para hacer techos en diferentes casas.

En función de la emergencia sanitaria y alimenticia que padecen quienes habitan esa zona, la Fundación recibió oportunamente, como lo viene haciendo año tras año, donaciones de particulares. Los días siguientes, viernes y sábados, se hizo la entrega en los otros parajes. El equipo que realizó la Cruzada solidaria estuvo encabezado por Cristina Sánchez, y un equipo de 15 voluntarios denominados “Corriente Cálida”, porque fueron entrenados para realizar prácticas empáticas con los demás en diferentes instituciones, hogares y comedores de la provincia de Buenos Aires.

“Los voluntarios son personas comprometidas a cambiar la realidad que nos rodea y practican el enfoque hacia afuera, el hacer grandes diferencias con los otros –explica Cristina Sánchez. No se trata sólo de ayudar con donaciones sino también de generar una corriente cálida, de afecto con el otro”. Sobre la reciente “Cruzada” al Impenetrable Chaqueño, señala: “Fue una acción muy exitosa, estamos muy emocionados de haber estado en un lugar donde nadie va. Ocuparnos de los pueblos originarios es una tarea que realizamos con placer y la devolución que nos dan es maravillosa”.

Mario Tolaba, Cacique de comunidad Wichi, agradeció a la fundación de todo corazón por su labor “sabemos que trabajan día a día para ayudarnos, no es fácil llegar a este lugar tan lejano…gracias por acordarse de nosotros…Antes de que la fundación nos ayudara no teníamos nada, no podíamos hacer ni una huerta. Ahora tenemos las herramientas que nos permiten trabajar la tierra y tener alimento”, concluye Tolaba.

La Fundación a partir de ahora colaborará en la búsqueda de proyectos para lograr seguir colaborando con la comunidad.

Acerca de la Fundación Corriente Cálida Humanística
La Fundación Corriente Cálida Humanística nació en el año 2007 y es una organización social que se ocupa de personas en riesgo, de manera activa. No depende de sectores estatales o privados ni responde a políticas partidarias o religiosas. Recibe colaboración y aporte de todo aquel que conoce su propósito y decide ayudar materialmente con donaciones, trabajos en terreno o espiritualmente haciendo diferencias en los que necesitan una palabra de aliento, una escucha, desde la práctica empática.

El objetivo de la Fundación es brindar asistencia y contención a grupos vulnerables, institucionalizados o no, como Hogares de Niños, Geriátricos, Comedores, Centros de Día para personas en situación de calle o capacidades diferentes y también a las comunidades Originarias. Ofreciendo apoyo moral y material a los efectos de mejorar su calidad de vida. Contribuir al Desarrollo del Potencial Humano bajo un Nuevo Paradigma Holístico. La Fundación está dispuesta a recibir a toda persona de buena voluntad, que se haya destacado en diversas disciplinas desarrolladas en beneficio de la comunidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas