Acción / Reacción

¡Omniprocessor transforma tus desechos en agua pura!

El nuevo invento es capaz de producir agua y electricidad utilizando heces humanas como único insumo, resolviendo el problema y generando ingresos en el proceso.

 

 

La Fundación Bill y Melinda Gates, la entidad filantrópica creada por el fundador de Microsoft, está en todo. Desde la prevención del SIDA, la tuberculosis y la malaria hasta en los incentivos a la creación y la mejora de la actividad humana. Y cuando decimos todo es todo: el proyecto al cual se encuentran abocados ahora es el tema del procesamiento de desechos humanos en países subdesarrollados. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cerca de dos mil millones de personas utilizan baños que no son drenados correctamente; debido a la falta de tales procedimientos, es fácil encontrarse con materia orgánica e inorgánica suspendida en el agua, sustancias tóxicas, microorganismos y puede ser el punto de origen de infecciones, hepatitis y enfermedades gástricas.

La empresa Janicki Bioenergy, con sede en Seattle (Estados Unidos), creó el Omniprocessor con financiamiento de la Fundación Gates. La máquina desarrolla una forma segura y accesible para deshacerse de los excrementos humanos y, con ello, prevenir muchas muertes relacionadas a las enfermedades que puede generar su manipulación o falta de higiene. El innovador aparato son tres máquinas en una: un incinerador, una planta de vapor de potencia y un sistema de filtración de agua.

 

Buendiario-bill-gates-omniprocessor-agua-electricidad-1

 

Un secador hierve los desechos sólidos, separándolos en vapor de agua y materia seca. Luego, un incinerador quema los desechos sólidos secos a temperaturas cercanas a los 1000°C, sin generar olores desagradables. El resultado es ceniza estéril por un lado y, por el otro, vapor. El vapor es bombeado a alta presión para ser aprovechado por una máquina que alimenta un generador eléctrico, cuya electricidad operar el Omniprocessor y, además, generar un excedente que puede ser aprovechado por la comunidad. El vapor de agua viaja por un sistema de filtros que elimina las sustancias adicionales; al pasar a través de filtros de carbón se obtiene agua potable.

Se trata de una máquina autosustentable que puede generar ingresos, en lugar de costos, para las naciones que la instalen. No requiere otro combustible que la propia materia fecal, permite transformar materia fecal en ceniza estéril, producir agua apta para consumo humano y a la vez energía eléctrica; tiene mínimo impacto ambiental y tiene gran potencial en países de África y Latinoamérica. El aparato puede procesar los residuos de 100 mil personas, generando 86.000 litros de agua potable al día y 250 kw de electricidad.

La prueba piloto se hará en Dakar, Senegal. Si todo sale bien, la máquina habrá transformado un problema ambiental en una valiosa fuente de ingresos. Nada mal, ¿no?

Visto en Forbes

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas