Acción / Reacción

Nuevos robotitos-termita construyen lo que les pidas

Científicos de la Universidad de Harvard presentaron a pequeños robots capaces de trabajar en conjunto para construir estructuras complejas sin la necesidad de un jefe. Su utilidad, poder construir en lugares donde el hombre no puede llegar, o donde corre riesgo la vida de los obreros.

 

 

Las criaturas mecánicas pueden mover ladrillos, construir escaleras y hasta construir pirámides, afirman los investigadores que los desarrollaron durante la reunión anual de la Asociación Norteamericana para el Avance de la Ciencia. Los robots termita fueron bautizados TERMES y responden a una orden inicial pero luego actúan de forma autónoma, sin necesidad de nuevas directivas.

Las maquinitas responden a un concepto conocido como “estigmergía”, una forma de comunicación implícita donde cada una de ellas observa los cambios en el entorno y en otros robots alrededor y actúan acorde a esos cambios. “Uno puede darles una foto de lo que quiere que construyan, y no importa cuantos de ellos haya, o cuál de ellos hace cada tarea. En conjunto, harán lo que uno les pide”, comentó Justin Werfel, investigador del Instituto Wyss de Ingeniería Inspirada en Biología, de Harvard.

Noticia relacionada: Hombre recupera el sentido del tacto gracias a una mano biónica

Cada robot cuenta con tres motores y capacidad de reconocer el entorno, adaptándose a lo que el grupo necesita. Ningún robot entiende el panorama global, pero cumple su tarea a la perfección, aportando al trabajo comunitario. “Es una prueba que nos acerca más a hacer realidad el concepto de la inteligencia artificial”, comentó otro de los científicos involucrado.

 

Buendiario-termes-robots-termita-harvard-constructores-autonomos-2

Un robot termita, en plena tarea

 

Werfel y Kirstin Petersen, su principal colaboradora, esperan que los robotitos puedan construir lo que sea en lugares donde el hombre no puede llegar, o donde la vida humana corre riesgo. Sea Marte o en medio de una inundación, estos “sistemas minimalistas y confiables” – en palabras de Petersen – pueden ofrecer enormes ventajas para la humanidad. Y todo usando como inspiración a las termitas, no en su veta destructiva sino construtiva, donde todas colaboran sin necesidad de órdenes externas constantes.

Noticia relacionada: Cubli, un cubo inteligente que salta, se balancea y camina

“Es un sistema extremadamente elegante, y permite la construcción autónoma de cualquier estructura predefinida a través de simples robots”, opinó Judith Korb, profesora de evolución y ecología en la Universidad de Friburgo, Alemania. Sin mecionar, claro, lo tiernos que son, y lo prometedoras que suenan las posibilidades que ofrecen.

Visto en AFP

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas