Acción / Reacción

Nuevo avión “económico” revoluciona la aviación

Lo ha realizado la empresa Lockheed Martin, y se trata de un avión hecho con sólo el 10% de las piezas de un original. Le llaman el “Cometa de Carbono” y promete cambiar la manera de diseñar y fabricar los aviones en el futuro.

 

Buendiario-aeronave-revoluciona-fabricacion-de-aviones-cuatro

X-55 Advanced Composite Cargo Aircraft (ACCA)

 

Hacer más con menos, acortando los tiempos y costes de producción, aprovechando materiales inteligentes y reduciendo el gasto energético, es el presente y el futuro de los procesos de fabricación de este mundo tecnológico en el que vivimos. Un medio de transporte tan imprescindible como lo es un avión, ya debía estar a la altura de estas tendencias. Y así lo demuestra el modelo experimental X-55 Advanced Composite Cargo Aircraft (ACCA), creado a imagen y semejanza de un Dornier 328JET  tradicional pero sólo utilizando un 10% de las piezas de este original.  

 

Buendiario-aeronave-revoluciona-fabricacion-de-aviones-siete

Dornier 328JET ————————————-> X-55 (ACCA)

 

Se trataba de probar que era posible crear un avión con materiales compuestos, resistencia y durabilidad estándares, con 50 millones de dólares (una cantidad ínfima comparada con las que se manejan en estos programas de investigación). Para ello, los ingenieros de la empresa Lockheed Martin, responsable de la realización del proyecto, reutilizaron algunas partes de una pequeña aeronave ya existente, como las alas, los motores, el morro y los sistemas electrónicos, y el resto lo diseñaron y fabricaron de cero.

 

Buendiario-aeronave-revoluciona-fabricacion-de-aviones

 

Trabajando a contra reloj, e innovando sobre la marcha, lograron diseñar, fabricar, aprobar y volar el X-55 en un tiempo récord de 2 años y con un presupuesto mínimo. El resultado es un prototipo creado con 300 piezas, en contraste con las 3.000 de la aeronave original. Cambiando el aluminio por el carbono, entre otros materiales compuestos, lograron un avión considerablemente más ligero, y que al pesar menos, menor es el combustible necesario para mantenerlo en el aire. Características que se traducen en coste mínimo.

El X-55, se mantendrá como un prototipo para seguir avanzando en estas investigaciones, así que no volará de manera comercial, pero tiene su lugar en la historia de la revolución aeronáutica, formando parte de las primeras fases de lo que se proyecta será el avión del futuro: liviano, sencillo y barato.

Visto en Gizmodo

Nota editada por Alicia Pérez E.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas