Mundo

Nueva Zelanda prohibe las patentes de software

Con el fin de impulsar la innovación y la competencia bien entendida en el sector tecnológico, Nueva Zelanda aprobó una ley que prohibe patentar software de computadoras.

 

buendiario nueva zelanda prohibe patentes software tecnologia 3

Las voces de la gente se hicieron oir

 

La reforma a la Ley de Patentes fue elevada al Parlamento neocelandés, que decidió actuar luego de cinco años de tratativas. “Esta ley marca un paso significativo para que crezca la innovación en Nueva Zelanda”, comentó el Ministro de Comercio Carig Foss. “Reemplaza una legislación que tiene 60 años de antigüedad y presenta un sistema de patentes acorde al siglo 21”.

Noticia relacionada: Nuevo software reduce suicidios en el ejército norteamericano

Hacía un buen tiempo que expertos en tecnología y defensores del software de código abierto estaban presionando para que se prohibieran las patentes, argumentando que el proceso de desarrollo del software necesariamente requiere de programas existentes previamente, y permitir la existencia de patentes para este tipo de material restringe gravemente el intercambio necesario para crear nuevas tecnologías.

“El sistema de patentes no funciona para software porque es casi imposible que compañías de tecnología genuinas creen nuevo software sin lidiar con otro software existente, a veces para lograr hacer cosas muy obvias”, expresó Paul Matthews, director del Instituto de Profesionales Tecnológicos de Nueva Zelanda, quien consideró a la ley “una victoria del sentido comun”.

 

buendiario nueva zelanda prohibe patentes software tecnologia 2

Software para todos

 

“La histórica legislación de hoy manda un mensaje al resto del mundo: Nueva Zelanda no tolerará la creación de patentes cuyo único propósito es generar litigio contra empresas con inventiva tecnológica”, agregó Matthews. El argumento es que las leyes de patente paralizan a quienes buscan desarrollar software nuevo.

Noticia relacionada: Pueblo indígena creó su empresa de celulares

Por supuesto que los gigantes tecnológicos como Apple, Microsoft, Samsung y Amazon encabezan multimullonarias batallas en diferentes jurisdicciones, para imponer patentes infranqueables. El comité de comercio del Parlamento neocelandés revisó las leyes existentes de 1949 al respecto – heredadas de Gran Bretaña – y determinaron que era hora de modificarlas.

En Europa, los creadores de software deben demostrar que el programa que han creado “hace una contribución en algún campo tecnológico” para poder acceder a una patente. Esta es una forma de regular que no haya exceso de patentes, y que las mismas sólo se apliquen cuando hay algo totalmente novedoso, impulsando así la innovación y la igualdad de oportunidades para la gran empresa y la pequeña.

Noticia relacionada: Nueva aplicación móvil para no desperdiciar comida

Nadie sabe bien en este mundo qué es patentable y qué no, pero la decisión neocelandesa al menos habilita libertad de juego y creación para los menos poderosos. Y que la justicia proteja a los que menos tienen, en cualquier ámbito, es una buena noticia.

Visto en CBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas