Mundo

Noruega deja de financiar a 32 empresas que contaminan

El inmenso fondo de inversión que administra al país quitó todas sus inversiones a mineras, areneras, cementeras y petroleras que generan cambios climáticos y daño ambiental.

 

Buendiario-noruega-deja-empresas-contaminantes-2

Basta de ganancia a cualquier costo ambiental

 

Noruega tiene el fondo de inversión soberano más rico del planeta, y beneficia a todos sus ciudadanos. Pero no solo piensa en la gente, sino también en el planeta. Y por eso quitó a 32 compañías contaminantes de su portafolio de auspicios económicos, usando como motivo el impacto ambiental del accionar de las mismas.

El fondo tiene un valor estimado de 850 mil millones de dólares y se apoya en el petróleo y el gas de la nación europea; pero hace ya varios años que ha puesto el énfasis en hacer inversiones responsables, por eso ahora apuntó a productores de arena, cemento y mineras dedicadas al oro. Las autoridades apuntaron a unas 180 organizaciones que generan un ingreso anual de unos 50 mil millones de dólares anuales en base a combustibles fósiles; alegan que su modelo de producción y comercialización es incompatible con el pedido de los gobiernos del planeta por reducir el calentamiento global. Ninguna institución de tan alto perfil como el fondo noruego había tomado una decisión así previamente.

Autoridades como Mark Carney, presidente del Banco de Inglaterra, o Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial, habían advertido que combatir el calentamiento global dejaría muchos bienes ligados al petróleo sin uso, dado que se requieren altísima temperaturas para generar crudo. Noruega, sin embargo, no dudó: entre la ganancia y el planeta eligió el bien del segundo. “Compañías con emisiones altas de gases del efecto invernadero violan principios regulatorios y pueden generar cambios negativos, por eso salimos de sectores que implican un riesgo a largo plazo”, declaró Marthe Skaar, vocera del fondo noruego.

Entre las empresas en las que Noruega dejó de invertir hay 14 mineras de carbón, cinco productores de arena y alquitrán, dos compañías cementeras y un generador eléctrico; además, dio la espalda a empresas que han producido deforestación en Indonesia y la India, a la vez que dejó de negociar con dos compañías norteamericanas de carbón que destruyen los picos montañosos. Esto coincide con un pedido la semana pasada de un grupo de organizaciones médicas, que solicitó que el sector de la salud deje de invertir en combustibles fósiles como antes lo había hecho del tabaco. “El cambio climático es uno de los grandes desafíos para la salud global”, dijeron los médicos.

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas