Entretenimiento

Norman Foster hará bicisendas en los cielos de Londres

El famoso arquitecto reveló planes para construir una red de rutas para bicicletas de 220 km suspendidas por encima de las vías de tren, para que la gente pueda andar más libremente.

 

Bicisendas elevadas, por sobre el nivel de la ciudad: el futuro

Bicisendas elevadas, por sobre el nivel de la ciudad: el futuro

 

Ahora los ciclistas podrán “volar” en sus bicis como aves al viento. Y todo gracias a Norman Foster, con su proyecto SkyCycle. Basta de lidiar con autos y peatones: las bicicletas podrán volar, como le ocurría a E.T. en la película que lleva su nombre.

Las chances de que pasen son altas, dado que cuenta con el apoyo de Network Rail and Transport for London, la rama de la ciudad encargada del transporte. Las rutas estarán suspendidas sobre pilares sobre las vías del tren y se accederá a ellas por doscientas entradas habilitadas. Tendrán 15 metros de ancho, lo cual permitirá que unos 12.000 ciclistas por hora puedan circular por ellas. Esto mejoraría tiempos de traslado en unos 29 minutos, aproximadamente.

Noticia relacionada: ¡Primera autopista del mundo solo para bicis!

Foster, ciclista apasionado, ve al plan como “un enfoque lateral para encontrar lugar en una ciudad congestionada. Así podremos crear una red de primer nivel, segura, libre de autos e idealmente ubicada”. A Foster se sumarán el estudio Exterior Architecture y Space Syntax. Londres es el comienzo, pero los socios sueñan con hacer vías que lleguen hasta París o hasta Stratford, cubriendo rutas nacionales e internacionales.

 

Foster: el genio, el ideólogo, el arquitecto

Foster: el genio, el ideólogo, el arquitecto

 

La idea pertenece a uno de los empleados de Sam Martin, del estudio Exterior Architecture. El joven Oli Clark desarrolló su idea en los últimos dos años y luego se la hizo llegar a su jefe. “Fue un hobby que tuve en la oficina, pero luego se lo presentamos a la Alcaldía”. Al alcalde la idea le encantó.

“Si Londres sigue creciendo y expandiéndose, la gente tendrá que atravesar mayores superficies para ir a trabajar. La gente gasta mucho en transporte, tiene que haber otra forma de permitirle a todo el mundo el acceso al centro de la ciudad, sin pagar tanto”, reflexiona Martin. La ruta piloto se empezará a construir pronto y cubrirá los 6,5 km que separan a las estaciones de Stratford y de Liverpool Street.

Noticia relacionada: La primera rotonda colgante para bicicletas del mundo

La idea es que las bicisendas aéreas tengan además paneles solares, generando así energía. Y, con el apoyo financiero del gobierno, tal vez se invierta menos en construir rutas para autos y más en beneficiar a las bicicletas. ¿Quién sabe? Tal vez el futuro tenga que ver con un medio de transporte histórico, pero elevado por los aires.

Visto en The Guardian

Agradecemos a Micaela Weinstein por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas