Deporte

Niño golfista con un solo brazo nos enseña a superarnos

Tommy Morrisey, de tres años, tiene un solo consejo para darnos: “Agarrá el palo y dale duro”. El niño solo tiene una mano, pero eso no lo detiene, y resulta ser no solo un gran golfista, sino un pequeño gran tipo.

 

 

Para ser un gran deportista solo hace falta perseverancia y deseo. Y ahí lo tienen al pequeño Tommy, al que la vida le dio un golpe duro, pero eso no lo detuvo. Nació con un solo brazo debido a un coágulo de sangre pero el amor de sus padres lo impulsó a jugar al deporte que la familia ama, aún con una sola mano. Y vaya qué es bueno el pequeñín. La potencia de sus golpes sorprende, por su edad y su precisión.

 

Buendiario-Tommy-Morrisey-golf-nino-brazo

 

Parece que Tommy no solo es un dotado para el golf, sino que es un seductor nato. Quien pasa un tiempo con él cae rendido a sus encantos. Sus padres compartieron su conmovedora historia con el mundo, con la intención de inspirar a otros. Tommy es tímido, y prefiere los golpes de palo a las palabras. Se limita a decir “Bubba” cada tanto, quizás su amuleto a la hora de pisar el green. Lo suyo no son las palabras, de todos modos, sino el swing. Es una maravilla de niño y nos toca el corazón, más cuando lo vemos en cámara lenta:

 

 

Visto en Jezebel

Agradecemos a Juan Manuel Domínguez por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas