¡WOW!

Neonazi descubre que es judío y se arrepiente de todo

Csanád Szegedi, el número dos del partido ultranacionalista Por una Hungría Mejor, descubrió que tiene raíces judías. Inmediatamente salió a pedir perdón por sus actos en televisión, declaró que se convertirá al judaísmo y ya ha empezado a alimentarse según la modalidad kosher y a estudiar hebreo con rabinos ortodoxos. ¿Justicia poética?

 

Szegedi, en un mitín neonazi. De odiar a los judíos...

Szegedi, en un mitín neonazi. De odiar a los judíos…

 

Es un mundo amplio y generoso, donde todo (o casi) puede pasar. Cuando uno se entera de casos como los de Csanád Szegedi no puede más que pensar que hay esperanza para la humanidad. El hombre, segundo en el escalafón del partido ultranacionalista y antisemita Por una Hungría Mejor (Jobbik), que es además la tercera fuerza política del país, cambió totalmente de vida luego de enterarse de que en realidad, en el fondo… es judío. Impulsivo, es ahora un creyente devoto.

Noticia relacionada: Pueblo alemán retira a Hitler título de ciudadano ilustre

¿Qué hacer ante sus seguidores, callar o salir a declarar? Szegedi prefirió hacer las cosas a gran escala, sin medias tintas. Así, dio entrevistas a los periódicos La Repubblica, de Italia, y Welt am Sonntag, de Alemania, donde declaró su deseo de convertirse a la fe judía, de alimentarse kosher y de estudiar hebreo con rabinos.

 

... a ser judío y bailar el Hava Nagila

… a ser judío y bailar el Hava Nagila

 

En el seno de la formación política, sólo el líder del partido, Gábor Vona, tenía más poder que Szegedi a la hora de atacar cualquier aspecto de la vida y la cultura judía. Algo que hizo hasta que por casualidad descubrió que en su árbol genealógico había presencia judía por parte de su abuela materna, una sobreviviente de Auschwitz. Y dado que el judaísmo se transmite por el lado de la madre – al menos según la ley ortodoxa – tanto Szegedi como su madre pasaron a ser judíos.

Noticia relacionada: Resurgen fotos a color de judíos polacos en 1939

El hallazgo le causó tal conmoción a Szegedi que acudió a la televisión para confesarlo públicamente: “Yo era una persona que causaba dolor a los demás y, lo que es peor, incitaba al odio contra los judíos y los gitanos”, dijo, conmocionado hasta las lágrimas. A continuación, y para ser consecuente con sus palabras, se puso en contacto con el rabino Shlomo Koeves y le transmitió su arrepentimiento a través de un mensaje de texto. “Me puede gustar o no, pero el árbol genealógico lo dice claramente: soy judío”, fueron las palabras del ex neonazi, ahora devenido en un “paisano” más.

Ver también: Ministro del exterior iraní condena al Holocausto

Visto en Antena 3

Visto en Facebook gracias a Daniel Konigsberg

2 comentarios en “Neonazi descubre que es judío y se arrepiente de todo”

  1. mario kristal dice:

    aparte de nazi, pelotudo!!!

  2. Francisco dice:

    Sigue siendo un “gil”, este tipo de personas que se arrepienten por que ahora ellos son partes, no me parece una buena noticia, es como si un dueño los dueños de Botina contaminen todo el río y luego cuando la contaminación llega a su barrio, salen a salir perdón.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas