Buen Samaritano

Nena cultiva comida y construye refugios para indigentes

Hailey Fort es estadounidense y tras conocer a un indigente decidió dedicar su tiempo libre para ayudarlos en lo posible. Hace 4 años que se dedica a cultivar su huerto y a construir refugios móviles para que las personas sin hogar tengan comida y un techo. Una historia que inspira y nos alienta a ser mejores personas.

 

Buendiario-nena-comida-refugio-indigentes-verduras

 

“Todos deberían tener un lugar donde vivir”, “no me parece bien que existan personas sin hogar”. Con estas palabras Hailey ha conmovido a los medios de comunicación de Estados Unidos y al mundo entero por su nobleza.

La pequeña lleva cuatro años dedicada a ayudar a las personas sin hogar de su comunidad durante sus tiempos libres. Les lleva comida que cultiva y cosecha sagradamente de su huerta, recolecta abrigos, frazadas, sacos de dormir y artículos de aseo e higiene; y ahora se está dedicando a una nueva hazaña: construir refugios de madera. Su causa es esta: darles una mano a las personas en situación de calle.

Cuando Hailey tenía 5 años y paseaba con su mamá por las calles de Washington, un señor en situación de calle captó su atención. A pesar de ser chica, inmediatamente le preguntó a su mamá cómo podían ayudarlo. Después de comprarle un sándwich y entregárselo, la pequeña continuó con la inquietud por varios días, pidiéndole explicaciones a sus padres y buscando la forma de cómo hacer algo al respecto.

Así fue como, Hailey decidió montar un pequeño huerto en el patio de su casa para poder cultivar y cosechar alimentos saludables para poder dárselos a las personas que viven en la calle. Y esto rápidamente se transformó en su hobbie y en su proyecto personal más preciado. Todos los días, desde hace cuatro años, la pequeña pasa un tiempo en su huerta, riega sus verduras y productos orgánicos y va cosechando con cariño los productos que ya están maduros.

 

Buendiario-nena-comida-refugio-indigentes-huerta

 

Con el paso del tiempo, el huerto fue creciendo y creciendo, y la historia de Hailey se empezó a hacer conocida en su comunidad, y así mucha gente comenzó a unirse a esta linda misión, aportando materiales, dinero y ayuda para distribuir los alimentos en las calles de Washington.

“Yo le dije que la apoyaba, pensando que esto le duraría una semana como máximo, pero han sido ya cuatro años desde ese día y ella continúa llevando vegetales todas las semanas a los vagabundos”, cuenta su madre Miranda en una nota del Huffington Post, agregando que “no podemos pensar en un mejor ejemplo que nuestra Hailey, quien prueba que ninguna persona o acto de solidaridad es demasiado pequeño para cambiar el mundo”.

Tiempo después, Hailey conoció a Edward, un vagabundo del que se hizo muy amiga, y por quien decidió ampliar su misión y construirle un refugio móvil de madera con sus propias manos. Y así es como desde entonces, la pequeña, junto a la ayuda y supervisión directa de su madre y asesoría de su padre, que es contratista, dedica sus tardes a construir el primero de once refugios de madera de 8 x 4 metros que le permitirá a las personas sin hogar dormir bajo un techo, garantizándoles una noche sin humedad, frío ni viento, y que les servirá además para cuidar sus pertenencias de valor.

 

Buendiario-nena-comida-refugio-indigentes-refugio

 

Los refugios están fabricados con tabla de roca e incluyen techo, suelo de vinilo, una lámpara que funciona con energía solar, ventanas y una puerta con candado, más aislación térmica. La idea es instalarlos en una población de carpas permanente que se ubica en las cercanías.

Su caso de solidaridad es excepcional y rápidamente sus propios vecinos comenzaron a divulgar esta historia. Así fue como llegaron los medios locales a cubrir la noticia, y luego grandes cadenas como la BBC, Huffington Post, entre otros, que quisieron cubrir su historia, al considerarla una inspiración para el mundo entero y para todos los niños y adultos del planeta.

Hoy el proyecto de Hailey cuenta con una página web oficial, en la que va subiendo constantemente fotografías de su trabajo y compartiendo las historias de aquellas personas sin hogar a las que va ayudando. Además hace dos meses se inició una campaña de crowdfunding en GoFundMe para todo aquel que quiera unirse a esta causa. Y ha sido todo un éxito. La campaña ya cuenta con más de 43.700 dólares recaudados gracias a cerca de 1000 personas que han donado a esta causa, superando con creces los 25.000 dólares que tenían presupuestados recolectar.

 

Buendiario-nena-comida-refugio-indigentes-Hailey

 

La pequeña además cuenta con un fanpage de Facebook con más de 30 mil seguidores, en el que va contando día a día sus experiencias, avances, donaciones, uso del dinero recaudado, subiendo fotografías, y manteniendo a la comunidad en contacto, incentivando a miles de personas a hacer algo por los más necesitados, porque como dice el lema de su página web, “juntos podemos hacer la diferencia”.

El año pasado Hailey logró donar más de 58 kilos de alimento. Este año espera duplicar esa ayuda, agregando además 12 refugios móviles (cada uno cuesta alrededor de 300 dólares), sacos de dormir y artículos de aseo e higiene para 500 personas y abrigos para otras 100. Esperemos que así sea.

Si una niña de 9 años puede lograr todo esto ¿qué podrías hacer vos?

 

Buendiario-nena-comida-refugio-indigentes

 

Visto en El Definido

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas