Sociedad

Nena cuestiona estereotipos de marketing sexista

¿Alguna vez se preguntaron por qué el rosa está culturalmente asignado a las nenas y el azul a los varones? ¿Por qué las nenas juegan con muñecas y los varones con autitos? O, como se pregunta Reily en este video: ¿Por qué juegan las niñas con princesas y los varones con superhéroes?

 

La pequeña Reily, de apenas cinco años, está indignada. No le gusta nada ese cliché de que “el rosa es de nenas”, y por eso decidió explicar los motivo de enojo a su padre, en una juguetería. La elocuente niña considera injusto que  las niñas compren princesas y los varones  superhéroes, siendo que, a veces, a las nenas les pueden gustar los superhéroes y que a los nenes, en ciertas ocasiones, les pueden gustar las princesas. Pero su furia, en su punto cúlmine, fue cuando la pequeña se dio cuenta de que el sector para niñas era completamente rosa.

Más allá de lo risible de la situación, el planteo de la precoz criatura gira en torno a un tema muy candente: las cuestiones de género y su cuestionamiento por parte de varios sectores de la sociedad. La niña, como tantos adultos, cuestiona a un sistema que utiliza el marketing para asignar productos a los infantes, guiándose por ciertos estandares culturales tipificados relativos al género.

El video, de pronta viralización, generó un debate muy interesante. Como comenta Matias Tell, un participante en los foros de debate:”Los bebés de juguete vienen en cajas rosadas para que las niñas jueguen a ser madres… ¿Por qué no vienen en cajas blancas para que los compren ambos géneros? El niño puede jugar a ser padre, y ambos, el niño junto a la niña, pueden jugar a ser padres los dos, juntos.”

Sin más preámbulos, entonces, los dejamos con la pequeña (gran) Riley:

Visto en You Tube

Agradecemos a Chechuna Bachuna por enviarnos ésta video.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas