¡WOW!

Nació ciego y aprendió a hacer deportes extremos

Daniel Kish, de 47 años, es ciego desde que era un bebé, pero eso no le impidió vivir una vida increíblemente activa que incluye andar en bicicleta o trepar montañas yendo solo. Para hacerlo ha perfeccionado una forma de “ecolocación”, el mismo mecanismo que usan los murciélagos para “ver” en la oscuridad.

 

 

Daniel nació con una agresiva forma de cáncer llamada retinoblastoma, que ataca la retina y a los 13 meses de edad los doctores le tuvieron que extirpar los ojos para salvarle la vida. Ahora usa prótesis oculares. Nunca vio un árbol, un auto o a algún ser humano, pero puede navegar perfectamente e incluso describir los alrededores con asombroso detalle, usando la ecolocación, una técnica que viene practicando desde temprana edad.

Notas relacionadas – Ayuda a ciegos: desarrollar su “murciélago interior”

Básicamente, Daniel usa el sonido para ver. Cada ambiente y superficie tiene su propio sello acústico y el produce breves y agudos clics con su lengua para identificarlos. Las ondas de sonido que él crea viajan a una velocidad de 304 metros por segundo, rebotan contra los objetos que se encuentran en los alrededores y el sonido regresa a sus oídos a la misma velocidad, aunque con un volumen menor, diciéndole exactamente todo lo que está cerca y dónde él está ubicado.

 

 

Visto en: Diario Veloz

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas