Sociedad

Museo del Traje de Madrid suma circuito para ciegos

Se incorpora un Área Didáctica Multisensorial al Museo del Traje de Madrid, éste se incluye dentro del recorrido y le permite a las personas con ceguera o discapacidad visual grave, tocar y probarse réplicas de los trajes.

 

Buendiario-madrid_museo_traje_ciegos

 

Gracias al apoyo y asesoramiento de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos Españoles), que ha trabajado duro por el derecho universal de acceso a la cultura para las personas con discapacidad, y al patrocinio de Aristia Producciones y Espectáculos, se ha logrado incorporar un área dentro del Museo de Trajes en la que las personas con discapacidad visual pueden interactuar con la mayor parte de las atracciones que ofrece el lugar.

El museo cuenta con una extensión de alrededor de 1.130 metros, y se localiza al lado de la sala en la que están expuestos los trajes que marcan la evolución de la Historia de la Moda, tanto femenina como masculina. Este nuevo avance incluido dentro del recorrido, tiene como objetivo hacerlo accesible a todo el público ofreciendo una experiencia lúdica y acercando la cultura a la sociedad.

Algunos de éstos cambios, aunque pequeños, pueden hacen la diferencia a los no videntes que pueden realizar el recorrido de forma autónoma; por ejemplo, en la entrada se ha dispuesto un plano táctil con información en braille y en relieve de los distintos espacios del Museo, y más detalladamente de este área; también se ha colocado un camino guía con elementos en relieve que señalan los puntos dónde hay que doblar, y finalmente se ha creado una audio-guía que ofrece información sobre la exposición.

 

Buendiario-madrid_museo_traje_ciegos-entrada

 

El trayecto inicia con una serie de maniquíes que llevan indumentarias que reproducen una serie de trajes de la colección del Museo y las siluetas que permiten comprender los cánones estéticos que se imponían en cada momento; continúa con una mesa textil con muestras de algunos tipos de ligamentos y de tejidos, que permite hacer un repaso por los materiales y las técnicas. Luego, la visita continúa por el área didáctica, que existe desde la inauguración del Museo, pero que ha sido adaptada a las nuevas condiciones; y por último en el último tramo del área se encuentran una serie de réplicas de piezas representativas de la moda que se pueden probar.

Esperemos que proyectos como éste, que tornan real la posibilidad de acercar la cultura a todas las personas, sigan reproduciéndose en diferentes ámbitos.

 

Visto en EBuenasNoticias

Esta nota fue editada por Sofía Bresler.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas