Buen Samaritano

Motoqueros solidarios recorren Argentina con donaciones

El grupo “La Doble Ayuda” recorre el país para llevar donaciones y ayudar a la gente que lo necesita. Un verdadero ejemplo en dos ruedas.

 

Buendiario-doble-ayuda-motos-argentina-1

 

Hay amigos que hacen rugir el motor de sus motos para disfrutar de una aventura, para pasear y ser libres en la ruta. Pero “La Doble Ayuda” es más que eso, mucho más. El suyo es un paseo solidario, y recorre varios kilómetros. Se trata de hombres y mujeres que no sólo disfrutan de compartir esta forma de vida, sino que descubrieron, en ese camino, a quienes los necesitaban. Y también que podían sentirse útiles.

Estos motoqueros solidarios desafían el lugar común, y lo hacen sin renunciar a la diversión. De ese compromiso y ganas de ayudar surgió “La Doble Ayuda”, donde lo más importante no es sólo acercarse a quienes los necesitan sino sostener esa ayuda en el tiempo. Llevan alimentos, ropa y todo tipo de donaciones allí donde ese aporte hace la diferencia, da abrigo o comida a niños y adultos para quienes la vida cotidiana es dura.

 

Buendiario-doble-ayuda-motos-argentina-2

 

La más reciente aventura fue es Lucas González, cerca de Gualeguay, en Entre Ríos. El grupo, que ya tiene veinte años en la ruta, era esperado por la gente del pueblo. Allí estaban maestras y alumnos tan felices de verlos otra vez, de saber que vuelven, que no los olvidan. Ese es el secreto de este equipo: saber que esos chicos aprecian indefinidamente su ayuda, y que si uno se les acerca establecen una conexión tan amorosa que esperan el retorno de quien les da una mano. Son puro dar y recibir. Tanto maestras como chicos esperan a los moteros y se alimentan de su fuerza. Todo en la visita fue sonrisas, besos y palabras amorosas.

Un hermoso ejemplo, que no solo rompe prejuicios, sino que contagia lo más lindo: esperanza y muchas ganas de hacer, de mejorar la vida de propios y ajenos.

Visto en TN

2 thoughts on “Motoqueros solidarios recorren Argentina con donaciones”

  1. Mabel Hoffmann dice:

    Soy Mabel Hoffmann, hermana de Ariel, de 35 años, mi único hermano amado, padre de un príncipe de 11, y dos reinas, una de 10 y otra de casi 2. Amante loco de esas cosas de dos ruedas. Viviendo en un pueblo de mierda a 30 km de la ciudad de Oberá, todos los días Hiba a trabajar ahí en una estación de servicio. Ese medio día pase x su casa con el auto de nuestro padre y hablé con el, luego fui a su casa a buscar algo y volví a la casa de mi padre, y fue cuendo mi sobrino vino gritando q su padre se estaba muriendo. Y así fue, mi hermanito se murio, xq a una persona en esa situación hay q atenderla en ese momento con x lo mínimo, un desfibrilador, el vivia a una cuadra de la sala de primeros auxilios, q ni siquiera tiene un tensiómetro, y lo sé xq lo viví, tiene empleados q el 90 por ciento ni siquiera termino la primaria, son empleados políticos, y la medicina q necesita la gente está dentro de la municipalidad en donde el intendente hace política. Y no es el primer caso, quiero para mi pueblo una sala de primeros auxilios, con gente capacitada y una ambulancia completa, cabe destacar q soy remisera, taxista, y q la gente q se pone mal en las colonias, las tengo q ir a buscar yo xq no quieren poner su ambulancia, q es nada, una camioneta, sin ningun equipamiento en los caminos feos. Necesito hacer, tener, un centro de atención primaria y no política. A mi hermanito ya no lo tendré más, pero podremos hacer algo x los demás, necesito q me ayuden

  2. Paulina Lo Celso dice:

    MUY, MUY buena la nota de los motoqueros solidarios. Me gustan mucho más estas notas que tienen en cuenta al ser humano que la de las mascostas. No tengo nada contra las mascostas pero me parece que los seres humanos son mucho más importantes y dignos de atención que los animalitos…. He visto gente que gasta un dineral en su mascota y al lado suyo tiene chicos o adultos que se mueren de hambre y no les importa…

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas