Mundo

Monja “atípica” se presenta a elecciones en Catalunia

Médica, teóloga, anticapitalista y feminista, Teresa Forcades, religiosa benedictina catalana educada en Harvard, se propone desde su pequeño convento en las montañas llevar a la política las ideas de ‘indignados’ y teólogos de la liberación, para romper con el actual sistema.

 

Buendiario- Teresa Forcades se presenta a elecciones en CatalunyaSentada en el jardín del monasterio de Sant Benet, a 50 km de Barcelona, donde convive con otras 35 religiosas, critica la política de austeridad contra la crisis. “Los recortes van en contra de las necesidades de la mayoría y a favor de los intereses de una minoría”, dice esta mujer de voz suave y fuertes convicciones.

Junto al economista Arcadi Oliveres, de 67 años, uno de los referentes del movimiento de ‘los indignados’, acaba de lanzar un manifiesto político que en dos días recogió 14.000 firmas. Su objetivo es formar una lista ciudadana para las próximas elecciones regionales en Cataluña, previstas en 2016.

“Creemos que es urgente y posible un cambio de sociedad” de forma no violenta, explica la religiosa, de 46 años, famosa desde que en 2009 se opuso a las farmacéuticas contra la vacuna de la gripe A.

Entre sus propuestas, está la declaración unilateral de independencia de esta región. Y con la soberanía en mano, luchar contra la corrupción, dar vivienda digna a todos y nacionalizar empresas energéticas y banca privada.

La religiosa dice que el capitalismo es un sistema sin ética y considera que si no hay igualdad económica, la libertad es una burla.

“¿Por qué hay un impuesto sobre la venta de productos de primera necesidad y no hay una tasa sobre los intercambios financieros?”, se indigna, asegurando no estar en contra de la iniciativa privada, sino de los abusos del capitalismo.

Sus cimientos están, asegura, en la teología de la liberación, corriente creada en los años 60 en una Latinoamérica oprimida por las dictaduras.

También en la Iglesia ve un deseo de renovación. “Me gustaría que dentro de la Iglesia, y de la sociedad, ninguna persona tuviese privado el acceso al Gobierno o a la representatividad litúrgica por su sexo”.

Defensora de la anticoncepción, ve incluso una posibilidad de “humanizar” la postura católica sobre el aborto. Reformas que confía que avancen con el papa Francisco.

Visto en Expreso

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas