Buen Samaritano

Monitorean redes sociales para prevenir suicidios

Un proyecto originado en Boston, EE.UU., utiliza el análisis predictivo en el rastreo de redes sociales para la prevención de suicidios.

Buendiario - Monitorean redes sociales para prevenir suicidios interna

 

Noticia relacionada: Puente luminoso evita suicidios en Corea del Sur

El Proyecto Durkheim combina la tecnología de búsqueda con el análisis predictivo para estimar el  riesgo de suicidio de un invidividuo afiliado al programa. La teconología analizará la participación de los registrados en redes sociales: actualización de estados en Facebook, comentarios en Twitter y  palabras clave en LinkedIn. Los participantes con Android también podrán optar por dejarse monitorear los mensajes de texto si lo desearan.

El sistema recolecta toda esta información y busca palabras clave que den indicio de un riesgo de suicidio o problemas psiquiátricos graves. Pero, como no siempre somos explícitos en nuestras intenciones, el sistema también buscarápatrones que demuestren agitación o uso excesivo de fármacos. “Los riesgos que podemos efectivamente predecir son los asociados al aislamiento social, al dolor crónico y a estados similares,  que son los más directamente relacionados al suicidio“, dice Chris Poulin, director del proyecto y principal investigador.

Noticia relacionada: Baja la tasa de suicidios en Londres

El objetivo del proyecto es la detección temprana y alerta en tiempo real para la intervención si llegara a ser necesaria. ¿Pero qué pasa con frases hiperbólicas que pueden ser malinterpretadas? (“Voy a matarme si esta persona no deja de hablar”). Polin explica que el sistema tiene un factor predictivo “inteligente”, que va aprendiendo de frases que no terminan relacionadas finalmente a un suicidio. Esperan que 100.000 individuos  se inscriban voluntariamente en una primer etapa, para ir agregando cada vez a medida que el sistema se vuelva más certero.

El Proyecto Durkheim se está testeando entre militares y veteranos de guerra, un grupo asociado a un mayor riesgo de suicidio, aunque se espera su aplicación final sobre una población mucho más amplia.

“No creo que podamos todavía predecir con certeza el riesgo de un suicida, pero sí existen chances de que lo frenemos a tiempo”, dice Poulin en un contexto donde el suicidio sigue siendo una de las principales causa de muerte en los Estados Unidos.

 

Visto en Mashable

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas