Sociedad

“Miss Gordita”, un concurso de belleza más inclusivo

El evento tuvo lugar en Paraguay y propone una mirada más abierta sobre el cuerpo. “Es la primera vez que participo, aquí estoy para demostrarle a las mujeres que hay que quererse aunque tengan sobrepeso”, declaró la ganadora.

 

 

Paraguay es un país donde el 57 por ciento de la población sufre sobrepeso. Sin embargo, las personas se discriminan mutuamente por ser gordas. ¿Qué mejor manera de combatir dicha discriminación que celebrar un concurso de belleza llamado “Miss Gordita”? La idea es clara: elevar la autoestima de las mujeres con unos kilos de más.

Asunción Montserrat Monges, profesora de música y estudiante de Psicología de 24 años, resultó la ganadora del certamen, y subió a recibir su premio enfundada en un vestido de gala rojo escotado y tacos de gran altura. Dedicó el premio a las personas que la discriminaban en el colegio por su peso y afirmó que la gordura no es un impedimento para que haya mujeres muy hermosas. “Es la primera vez que participo, no me faltó coraje ni actitud y aquí estoy para demostrarle a las mujeres que hay que quererse aunque tengan sobrepeso”, arengó la flamante Miss Gordita.

Noticia relacionada: Actrices gorditas brasileñas combaten los prejuicios en paños menores

Quince concursantes desfilaron por el escenario entre las luces de neón, compitiendo en dos modalidades: pasada casual y de noche. El desfile estuvo precedido por un show donde bailaron la ganadora de 2013, Diana Chamorro, y un clan de bailarines y bailarinas con sobrepeso. “Paraguay es contradictorio, hay muchos hombres y mujeres con obesidad y sobrepeso, pero igual hay mucha discriminación”, comentó Michael Beras, productor brasileño radicado hace 23 años en Paraguay y organizador del evento. Los números lo avalan: el 57,6 % de la población de Paraguay sufre de sobrepeso u obesidad, según el Ministerio de Salud.

Chamorro, de 25 años, estudiante de Medicina de último curso, valora la paciencia que hay que tener hasta que la sociedad acepte todo tipo de cuerpos. A la hora de bailar en boliches, cuenta que “nos cerraban las puertas pero fuimos limando asperezas, fuimos llegando a nuestro objetivo que es mostrar a las mujeres que para la belleza no tiene que haber medidas sino talento”. Luego recordó que “en las actuaciones había gente que se burlaba y otra que se sorprendía, pero siempre es más grande la sorpresa que la burla y la gente termina aceptando y alentando, dándonos más fuerza”.

Noticia relacionada: Lanzan Lammily, la nueva Barbie de medidas realistas

Este fue el tercer año de esta fiesta, en el que la mayoría de las concursantes eran de Asunción, capital del país, pero también vinieron desde ciudades lejanas como Pedro Juan Caballero, ciudad fronteriza con Brasil, donde hasta el intendente apoyó a su candidata en un comunicado público. A su vez, la candidata por Fernando de la Mora – Marlene Cabrera, 34 años – comentó: “Yo me siento bien como soy, mi familia me acepta, mi esposo me acepta. Yo no quiero volver a esa vida de antes siempre a dieta, prefiero sentirme bien así, bella, divina, espléndida”, en medio de la aceptación y fiesta general.

Visto en EFE

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas