Pura vida

Miles de filipinas amamantan a la vez para romper tabú

Un altísimo número de madres filipinas ejercieron la lactancia de sus bebés en público para terminar con ciertos pudores sociales y reclamar más libertad a la hora de alimentar a sus criaturas en la vía pública.

 

Grandes auditorios, poblados de mujeres dando la teta

Grandes auditorios, poblados de mujeres dando la teta


 

Organizadas por el grupo activista Breastfeeding Philippines, unas mil ciudades y pueblos del país asiático – conocido por su veta católica y conservadora – se poblaron de mujeres que dieron la teta a sus bebés en reclamo por el fin de la estigmatización de tal acto en público.

Cuando las mujeres muestran sus pechos en películas sexuales o usan ropa provocativa a todos les parece bien, pero cuando una madre muestra su pecho para alimentar a su hijo, los filipinos creen que es un asco“, expresó Nona Andaya-Castillo, directora de la agrupación.

Noticia relacionada: El consumo de leche humana, furor en adultos chinos

Recientemente, a una integrante de nuestra agrupación le pidieron que le diera la teta a su bebé en un baño. esta tipo de actitud ridícula debe terminarse“, dijo enfáticamente la activista. El evento del pasado jueves quiere romper con ese tabú y ese pudor hacia la lactancia, y lo hizo a lo grande, rompiendo un récord Guinness: el mayor número de mujeres dando la teta simultáneamente a nivel nacional. ¿El número total anterior? 15.218 madres en 2007. Todo indicaría que hay un nuevo récord.

Las cifras indican que fueron cerca de 21.000 las madres filipinas que se unieron para buscar cambiar la mentalidad del país asiático. En Marikina, una ciudad al este de Manila, hubo un centro de convenciones donde unas 500 madres se reunieron para cumplir con su función vital, sentadas en sillas de plástico. Además, compartieron consejos sobre cómo tranquilizar a sus bebés cuando lloran y cómo limpiarse los pezones luego de la lanctancia.

Noticia relacionada: Ahora es legal para las mujeres tener el torso desnudo en Nueva York

“No estoy acostumbrada a hacer esto en público, con tanta gente alrededor”, dijo una joven madre. “A mí marido no le gusta que haga esto, pero tal vez pronto yo acostumbre y él también“. El objetivo del evento es recordarle a los legisladores que deben resistir las presiones de algunas empresas lecheras, que se muestran en contra de la lactancia materna, buscando que esa tarea sea reemplazada por bibernos y leche comprada.

Además, hay una ley de 2009 que exige que las empresas permitan a sus empleadas tomarse tiempo libre para alimentar a sus hijos, cosa que las empresas quieren combatir. “Queremos enviar un mensaje a los legisladores, que no se dejen presionar por estas multinacionales y empresas lecheras, que quieren debilitar nuestra ley“, expresó Andaya-Castillo.

Noticia relacionada: Original campaña logra que enemigos políticos estén unidos por los pechos

Siempre es una buena noticia que en países con menos libertades haya voces unidas, pidiendo defender lo propio, y más si es en nombre de un derecho natural como es la maternidad.

Visto en AFP

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas