Buen Samaritano

México y su peculiar liga de superhéroes solidarios

No vuelan como Superman, no trepan rascacielos como el Hombre Araña y tampoco son super atléticos, pero, a su manera, salvan al mundo: lo convierten en un lugar mejor, más amable y habitable.

 

Buendiario-superheores-solidarios-mexico-2

Superbarrio Gómez

 

México tiene una liga propia de superhéroes, personajes que por propia decisión han decidido representar a causas ambientales, vecinales y de derechos humanos; gente disfrazada que busca, a su manera, una ciudad más amable. La Liga de la Justicia mexicana tiene un defensor de los peatones, otro que defiende a trabajadores electricistas, uno que denuncia baches en las calles y hasta el paladín de los que no tienen casa y ocupan edificios abandonados para sobrevivir.

Todos usan máscaras muy similares a las de la lucha libre, el segundo deporte más popular de México después del fútbol. La cultura de los superhéroes urbanos se inició en 1985 cuando un terremoto devastó una parte de la capital mexicana, y desde entonces han aparecido varios personajes ligados a procesos políticos o crisis sociales. “De lo que se trata es hacer una ciudad que sea más amable para todos y por lo tanto socialmente segura”, dice Mundo Ciudadina, quien recorre la capital en una colorida bicicleta para promover una mejor convivencia de sus habitantes.

Noticia relacionada: Superpan, el héroe colombiano que reparte alimentos

Superbarrio Gómez, un enmascarado con traje y mallas rojas, fue el primero: se encargó, luego del terremoto de 1985, de rescatar a quienes quedaron bajo los escombros. El enmascarado encabezó las primeras marchas para exigir la reconstrucción de casas destruidas y mayor seguridad en la construcción de viviendas. También encabezó otras batallas como el respeto a los derechos humanos y promover un ambiente limpio; a casi tres décadas de lucha todavía aparece en las calles de Ciudad de México.

 

Buendiario-superheores-solidarios-mexico-3

Superluz SME

 

Superluz SME tiene una misión clara: proteger a los miembros del Sindicato Mexicano de Electricistas, quienes en octubre de 2009 perdieron su empleo cuando el gobierno federal cerró la Compañía de Luz y Fuerza del Centro (CLyFC). También peleó por el pago a los jubilados y la creación de una nueva empresa que provea electricidad a la zona centro del país.

Noticia relacionada: Cambian los superhéroes, y ahora el Capitán América será negro y Thor será una mujer

Como la contaminación ambiental es uno de los mayores problemas de la capital mexicana, apareció otro superhéroe que busca concientizar a las masas: Superecologista, que enseña a conservar los ríos, impedir el derrame de desechos tóxicos, controlar las emisiones de humo y gases de las industrias y a procesar debidamente la basura. El superhéroe aparece con regularidad para promover la conservación de los bosques.

 

Buendiario-superheores-solidarios-mexico-4

Peatónito

 

En una ciudad donde diariamente circulan más de cuatro millones de automóviles hacía falta un defensor de los peatones. Así apareció Peatónito, personaje con máscara y traje oscuros, que se dedica a vigilar que se cumpla el reglamento vial y se permita el paso a quienes cruzan las congestionadas avenidas de Ciudad de México. El superhéroe surgió en 2012 para denunciar, originalmente, las malas condiciones de algunas calles de la capital pero luego incorporó a su tarea mejorar las hostiles relaciones entre peatones y automovilistas. Reparte información a los conductores, ayuda a destrabar los embotellamientos viales y hasta empuja los vehículos que invaden la zona de cruce peatonal.

 

Buendiario-superheores-solidarios-mexico-5

Ciudadina

 

Ciudadina, la más joven en la liga, busca contagiar amabilidad, “una palabra que me parece poco valorada”, dice. Recurre a su máscara y traje rosa, con mallas de cuadros multicolores, y se monta en una bicicleta rosa, verde y naranja para hablar con niños y adultos. Ciudadina cree en el poder del juego “y la transformación que puede lograrse porque se vuelve algo divertido”. “Se trata de observar y comprender al otro y darnos cuenta de que convivimos en el mismo espacio”, señala. “La base de una sociedad en la que nos observemos más tiene que ver con el poder ser auténticos, nosotros mismos y por lo tanto confiar más en los demás”.

¡Viva los Superhéroes urbanos de México! Su causa es la más noble.

Visto en BBC

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas