Mundo

México aprueba un impuesto a la comida chatarra

En un intento por enfrentar un creciente problema de obesidad entre su población adulta, el Congreso de México dio la aprobación final a un nuevo impuesto a la comida chatarra, el cual también afectará a las bebidas gaseosas.

 

La votación en el Senado no dejó dudas: sí a una salud mejor

La votación en el Senado no dejó dudas: sí a una salud mejor

 

Las cifras lo dicen todo: recientemente, México sobrepasó a Estados Unidos como el país con la más alta incidencia de obesidad entre los adultos. Por eso, como parte de una campaña para combatir ese mal, impulsó una nueva reforma tributaria, propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto, que además apunta a gravar a las empresas que producen dicho alimento, que son quienes más ganan.

La nueva estrategia gubernamental apunta a ofrecer soluciones contra la obesidad y la diabetes. Por eso, el Senado aprobó el nuevo gravamen a los alimentos “chatarra”; Peña Nieto justificó que el incremento a su precio no va en contra de ninguna empresa y solo busca desincentivar el consumo de estos productos para evitar el sobrepeso de la población.

Noticia relacionada: México crea impuesto a las bebidas azucaradas

“Estas medidas no van en contra de empresa o industria alguna, son a favor de los más preciado que tenemos, la salud de nuestros niños y jóvenes”, dijo el presidente durante la presentación de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes. Peña Nieto espera que sector alimenticio asuma una actitud positiva ante los nuevos gravámenes.

 

Los cuates y una hábitos alimenticios muy pobres

Los cuates y una hábitos alimenticios muy pobres

 

En detalle, lo que ocurrió es que el Senado aprobó incrementar a 8% el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a alimentos con alto valor calórico, que contengan 275 kilocalorías o mayor por cada 100 gramos. En resumen, se refiere a dulces, confites, bombones, chocolates, helados, galletas, cerveza y gaseoas. También los concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores percibirán mayores impuestos, como parte de la medida de cambio de hábitos de la salud.

Noticia relacionada: Descubren un “gen de la obesidad”, y podrían encontrar la cura

Según cifras de la Secretaría de Salud, en México 7 de cada 10 mexicanos tienen exceso de peso corporal, mientras que 1 de cada 5 muertes en el país son a consecuencia de la diabetes. El aumento de impuestos es solo una parte del plan, que además pondrá énfasis en mejorar la atención médica y en la creación de un sello de “calidad nutricional” que se otorgará a los productos que cumplan con altos estándares nustricionales.

Con esto se busca que “este será un incentivo adicional para que la industria reformule sus productos o genere más opciones saludables para todos los mexicanos”, dijo el mandatario en el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”. A su vez, la secretaria de Salud, Mercedes Juan, dijo que las enfermedades crónicas no transmisibles como la obesidad y diabetes no son solo un problema de salud, sino una realidad que afecta el desempeño escolar y productividad laboral.

Noticia relacionada: Lanzan el primer chicle argentino contra la obesidad

Una buena noticia para un país que necesita modificar sus hábitos para lograr una mayor salud física y psíquica.

Visto en El Universal

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas