Pura vida

Método japonés para demoler edificios ecológicamente

Grand Prince Hotel Akasaka, demolido ecológicamente

Grand Prince Hotel Akasaka, demolido ecológicamente

Cuando llega el momento de sacar de circulación a un viejo rascacielos, lo mejor es hacerlo despacio. Para edificios de más de 100 metros de altura, no hay un camino fácil hacia la demolición. Sí, se lo puede volar en pedazos, pero la limpieza sería brutal. También se lo puede destrozar con una bola de demolición, pero tal vez es demasiado espectáculo y muy poco eficiente.

La Taisei Corporation, una constructora japonesa,está utilizando un método mucho más sutil, y mucho más amigable con el ecosistema: a través de su Sistema de Reproducción Ecológica, en vez de usar grúas externas comienzan la demolición desde el interior, desarmando la estructura piso a piso desde la cima hasta la base. Una grúa en el interior del edificio baja los materiales recolectados de cada piso hasta el nivel del suelo, generando a su vez electricidad para alimentar al equipo que se usa en el proceso. Así, cuanto más alto el edificio mayores son las ventajas, dado que la grúa puede generar aún más energía, al recorrer mayores distancias.

Una vez que un piso está completamente desarmado, se desmantelan las columnas temporales que habían sido puestas para sostenerlo. Con este método, no solo se recuperan materiales que pueden reutilizarse sino que se genera energía limpia, a la vez que se reducen las emisiones de carbón en 85 por ciento. También se reduce el porcentaje de ruido y polvo que este tipo de acciones suele generar.

Así fue como se deshizo el Grand Prince Hotel Akasaka, en Tokio, el mayor edificio derrumbado hasta la actualidad. Hideki Ichihara, a cargo del desarrollo tecnológico para la construcción dentro de Taisei, declaró que la mayoría de los rascacielos mayores a los cien metros de altura son derrumbados luego de unos 40 años, y que existen unos noventa y nueve

edificios en Japón que llegarán a ese plazo dentro de los próximos diez años, con lo cual la innovación tecnológica al servicio de la demolición tiene un campo amplio para crecer. Otras empresas, como la Kajima Corporation, han empezado a desarrollar sus propios métodos para desarmar edificios ecológicamente.
Fuente: Pop Sci

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas