Buen Samaritano

Masiva campaña invita a limpiar las playas argentinas

El capítulo local de Surfrider Foundation, una organización sin fines de lucro dedicada a la protección de las playas, reúne gente para limpiarlas, y que durante este verano todos puedan disfrutar del mar y la arena como son: puros y sin basura.

 

 

La ONG tiene alcance mundial, y su representación argentina se suma a la propuesta: “el disfrute de los océanos, olas y playas a través de una red de activistas de gran alcance”, como la misma página de la agrupación dice. ¿Cómo se definen? “Somos surfistas, marineros, hombres, niños y mujeres que disfrutamos de las costas y amamos las playas”, alegan, y su objetivo es la preservación del medio ambiente costero, no sólo por su bien sino por el de todos.

La organización se inició en 1984 en Malibú, California, y hoy tiene más de 60.000 miembros en todo el mundo. En los distintos países del globo donde haya costas, llevan a cabo campañas ecológicas para fomentar el acceso y preservación de la playa, la protección de lugares especiales y el impulso del agua potable. Pero todo ocurre gracias a los voluntarios.

Noticia relacionada: Plaga positiva, el comando que limpia plazas de Buenos Aires

En Argentina, gracias al capítulo Pinamar, el 2014 empezó con todo en términos de tener pulcras las aguas y las costas. La limpieza de playaslleva a cabo todos los días, gracias a la colaboración de veraneantes y gente de la zona. Se utilizan bolsas donadas por comercios y de materiales reutilizables, para no generar más plástico. Una vez concluído el evento, la basura recogida es contabilizada y clasificada en reciclable y no reciclable y se deposita en el lugar adecuado. Al final, se informa a la Municipalidad el estado en que se encuentran las playas.

 

Recolectar la basura, una tarea vital que podemos hacer entre todos

Recolectar la basura, una tarea vital que podemos hacer entre todos

 

La ONG organiza a los voluntarios por temas y tareas, según cuántas horas por semana le pueden dedicar a la causa. La campaña YO AMO MI PLAYA, que atañe a la ONG en este verano 2014, toma una franja de playa por vez y se invita a la gente presente a colaborar con la recolección de residuos, se reparten bolsas y guantes y se concientiza a todos de por qué se hace lo que se hace. A la basura se la divide en plásticos, cartón o papel, vidrio, chatarra, colillas de cigarrillo, etc. Surfrider hace especial énfasis en las cuatro R, como ellos dicen: Rechazar, Reducir y Reutilizar son las tres primeras. Y si se falla con esas tres, recién ahí Reciclar.

Noticia relacionada: ONG norteamericana limpia ríos y preserva botellas con mensajes

La tarea se intensifica en verano, llevándose a cabo todos los días en diferentes sectores, pero no acaba allí: se sigue haciendo al menos una vez por mes, con la ayuda de voluntarios. Así, se apunta a que todo el año todos podamos contar con playas limpias y disfrutables en su estado natural, un trabajo en el que cada vez hacen falta más manos. “Aprender, aplicar y compartir” es otro de los lemas de Surfrider, una fundación que trabaja con la ayuda de todos para que contemos con las playas que queremos tener.

Visto en Surfrider Foundation Argentina

Agradecemos a Raquel Brestovitzky por informarnos de esta propuesta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas