Jardinería

Más árboles y menos papel gracias a este nuevo invento

La Universida de Riverside desarrolló una atractiva alternativa al papel común: una fina película de cristal que permite ser escrita y borrada más de 20 veces sin perder contraste ni resolución.

 

El papel tiene una larga historia que comienza en China hacia el año 150 dC. A pesar de todo el tiempo que ha pasado sigue siendo uno de los principales soportes de la escritura. Hoy en día aproximadamente el 90% de toda la información en las empresas sigue conservándose en papel, a pesar de que la mayor parte se desecha después de un solo uso.

Como ya sabemos el derroche de este material conlleva problemas ambientales, como la deforestación y la contaminación química del aire, el agua y la tierra.

Noticia relacionada:¡Es posible! Una oficina en Canada dejo de usar papel

Es por esta razón que químicos de la Universidad de California, Riverside han fabricado en el laboratorio un nuevo papel sobre el que se puede imprimir una y otra vez basándose en la propiedad de conmutación de color de unos productos químicos comerciales llamados colorantes redox. La tinta forma la capa de obtención de imágenes del papel. La impresión se consigue mediante el uso de luz ultravioleta para fotoblanquear el colorante, excepto las partes que constituyen el texto en el papel. El nuevo papel reescribible se puede borrar y escribir más de 20 veces sin pérdida significativa de contraste o resolución.

 

Buendiario-papel-ecologico-reutilizable

 

“Este papel reescribible no requiere de tintas adicionales para la impresión, lo que lo hace tanto económica como ambientalmente viable”, dice Yadong Yin, profesor de química, cuyo laboratorio dirigió la investigación. “Representa una alternativa atractiva al papel corriente en el cumplimiento de las crecientes necesidades mundiales de la sostenibilidad y la conservación del medioambiente”, añade.

El papel está disponible en tres colores primarios: azul, rojo y verde. El tinte incluye nanocristales de óxido de titanio (sirven como catalizadores), entre otros componentes.

Noticia relacionada: Máquina reutiliza papel de la oficina y lo convierte en papel higiénico

El proceso de borrado puede hacerse en menos de 10 minutos con un calentamiento de 115ºC.

“Las letras impresas permanecen legibles en alta resolución en condiciones ambientales durante más de tres días, tiempo suficiente para las aplicaciones prácticas como la lectura de los periódicos”, dice Yin. “Mejor aún, nuestro papel reescribible es sencillo de hacer, tiene un bajo coste de producción, baja toxicidad y bajo consumo de energía”.

El laboratorio de Yin trabaja ahora para aumentar el número de veces que el papel reescribible se puede imprimir y borrar, con un objetivo de 100 veces, para reducir el coste total. Además, el equipo explora formas de extender la legibilidad de los textos impresos o imágenes durante más de tres días para ampliar sus usos potenciales, como la impresión multicolor.

 

Visto en Ucr Today y Abc

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas