Mundo

Marruecos legaliza el aborto en caso de abuso sexual

Muchos países han declarado legal la interrupción del embarazo cuando peligra la vida de la madre, pero pocos (y sobre todo en el mundo islámico) la amparan cuando se da por sexo no deseado.

 

Buendiario-marruecos-aborto-abuso-rey

 

El rey de Marruecos, máxima autoridad de su país, tomó una medida inesperada y bienvenida: ha ampliado las causas por las que las mujeres podrán abortar de forma en su país, tras varios meses de debates y discusiones. Hasta hoy, solo se autorizaba el aborto cuando peligra la vida de la madre, pero ahora Mohamed consideró que tanto la violación como los riesgos del incesto son causas válidas para la interrupción voluntaria del embarazo.

Activistas como Chafik Chraïbi, fundador de la Asociación Marroquí de Lucha Contra el Aborto Clandestino (Amlac), celebró moderadamente el avance, aún si seguirá pidiendo más avances sociales en su país. El rey basó su decisión en un informe que encargó en marzo a los ministerios de Justicia, al de Asuntos Islámicos y al Consejo Nacional de Derechos Humanos. El Gobierno del Partido de la Justicia y el Desarrollo, islamista moderado, apoyó la legalización de más instancias de libertad para la madre que no desea tener su hijo.

Amlac estima que cada día se practican en Marruecos entre 600 y 800 abortos clandestinos, en condiciones sanitarias deplorables. La Institución Nacional de Solidaridad con las Mujeres (Insaf) confirma estas cifras; la buena noticia es que las autoridades no hagan oídos sordos a los pedidos de estos organismos, más considerando que el país vive un momento de intenso debate. Parte de la población cuestiona que la poligamia está permitida por ley pero que tanto el adulterio como la homosexualidad conlleven penas de cárcel. Poder replantear la maternidad, la pareja, la sexualidad y otros temas ya es una luz de esperanza para una sociedad que busca modernizarse en temas de derechos.

Los sectores más progresistas de la sociedad se movilizan constantemente para que estos avances no sean bloqueados por contrarreformas. Varios intelectuales progresistas se han sumado a los activistas y esperan entre todos hacer fuerzas para que Marruecos sea un país más inclusivo, tarea nada sencilla pero no imposible.

Visto en El País

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas