Buen Samaritano

Maestro mexicano revoluciona la educación rural

Paloma Noyola es una niña de 12 años que obtuvo el primer lugar en matemáticas en la prueba Enlace en México. Cuando la prensa se focalizó en ella, la niña dijo que todo fue gracias a Sergio Juárez Correa, un maestro que revolucionó la pequeña escuela donde la niña prodigio se formó. Y ahora la iniciativa del maestro obtuvo su merecido reconocimiento.

 

Juárez Correa junto a Paloma Noyola, su alumna prodigio

Juárez Correa junto a Paloma Noyola, su alumna prodigio

 

En decenas de entrevistas, la niña hizo referencia a Juárez Correa, el maestro de 31 años que implementó métodos de enseñanza nunca antes vistos en la pequeña escuela José Urbina López, ubicada al lado de un basurero en la ciudad fronteriza de Matamoros, Tamaulipas. Noyola y otros 13 alumnos del maestro midieron de forma sobresaliente en los exámenes nacionales de matemáticas, y esto atrajo la atención del público mayoritario.

Noticia relacionada: Argentina, pionera en el uso en tecnología en escuelas, según Google

Antes del inicio del curso 2011, Juárez había notado desde su escritorio el aburrimiento y desinterés de los niños que lo miraban sentados en su pupitre sin moverse. Las arduas condiciones que debían pasar para llegar a un colegio en una zona rural marginada no ayudaban. Algunos, simplemente, no asistían. Juárez era su única fuente de conocimiento. Les impartía cada día más de ocho materias.

Soy profesor de ciencias, matemáticas, español, historia, geografía, de ciencias… de todo“, cuenta el profesor quien en ese entonces decidió buscar “palabras clave” desde la computadora de su casa como tecnología, trabajo en equipo, trabajo activo, trabajo colaborativo. Y así decidió que la clave de todo era, simplemente, inspirar a los niños, y lo hizo a través de las ideas de investigadores, pedagogos y profesores sobre el trabajo en equipo y otras metodologías educativas innovadoras.

 

El maestro entre sus alumnos: feliz encuentro

El maestro entre sus alumnos: feliz encuentro

 

Una de las que más me funcionó fue la de dinámicas dentro del grupo“, dice Juárez, quien tuvo que convencer a las autoridades que lo dejaran experimentar. Los resultados le dieron la razón.

Noticia relacionada: México condona deuda histórica a Cuba

En la escuela no había internet y los alumnos nunca habían estado frente a una computadora. Tras conseguir una computadora regalada, el maestro inició el experimento y dejó a los niños en libertad. “Al principio, reaccionaron con miedo pero luego lograron investigar, meterse a la web y conocer tantas cosas del mundo que para ellos parecían imposibles”, explica.”Teniendo la herramienta se preguntaban situaciones de la vida diaria y era un conocimiento con base al descubrimiento“.

Juárez notó el cambio de inmediato: sus alumnos se sentaban en grupo, elegían representantes, asistían a clases y aprendían con facilidad. Un logro para un país en el que, según algunos expertos, sólo la mitad de las personas menores de 15 años asiste a la escuela. La confirmación del buen funcionamiento fue la prueba Enlace: su grupo obtuvo un incremento de “casi 4% en cuestión de excelencia”. Y Paloma Noyola obtuvo el mayor puntaje a nivel nacional.

Noticia relacionada: Academia gratuita online revoluciona educación

Ahora, Juárez espera que toda esta atención mediática se traduzca en un cambio radical en los métodos de enseñanza y en el acceso a la tecnología en México. Por lo pronto, él ya está empezando a impartir cursos a otros profesores de la zona con la intención de que los maestros aprendan nuevos métodos. Todo un ejemplo de maestro.

Visto en BBC Mundo

Agradecemos a Christian García por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas