Mundo

Madrid abre el V Congreso Mundial contra Pena de Muerte

El pasado miércoles se inauguró en Madrid el quinto Congreso Mundial contra la Pena de Muerte, y Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Comisión Internacional que se opone a la misma, augura que en una década la pena de muerte será “un mal recuerdo”.

 

buendiario-congreso mundial contra pena de muerte madrid 2

Los organizadores dan inicio al evento, que nuclea a 90 países

 

El Congreso Mundial contra la Pena de Muerte es organizado cada tres años por una asociación francesa, y la sede de este año es Madrid. Entre los organizadores se encuentra Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte, quien ve con esperanzas al futuro próximo en relación a este tema. El mandatario sostiene que que si Barack Obama da un paso adelante para que su país “deje de ser un mal ejemplo” y si se presiona a China para que cambie de actitud, en tan sólo una década no habrá más ejecuciones.

Participarán representantes de 90 países del congreso que se celebrará en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid. Habrá un alto nivel de representación política y cultural en los 21 debates programados, entre sesiones plenarias, mesas redondas y talleres. El evento tendrá sede en Madrid luego de Estrasburgo (2001), Montreal (2004), París (2007) y Ginebra (2010).

El gran evento madrileño es organizado por la asociación “Juntos contra la pena de muerte” (ECPM, en sus siglas en francés) y, en vísperas de su inicio, el exdirector general de la UNESCO señaló que la evolución del abolicionismo en los últimos años ha sido “muy favorable”, con algunas excepciones. El objetivo es lograr una moratoria universal en 2015, previa a la total abolición de la pena de muerte, explica Mayor Zaragoza, que lo considera viable y que aboga por que las Naciones Unidas se constituyan en una “autoridad a escala mundial” para trabajar en este tema.

“Las ejecuciones se han ido poco a poco espaciando” y actualmente hay muchos países que, aunque no se atreven todavía a la abolición, ya no ejecutan y eso “es una esperanza muy grande”, destaca. América Latina es para Mayor Zaragoza un ejemplo, ya que todas sus naciones son abolicionistas menos Guatemala y Cuba, las cuales, si bien no han prohibido la pena de muerte en sus leyes, “hace muchos años que han dejado de ejecutar”. En el bando contrario, Estados Unidos da, a su juicio, un “malísimo ejemplo” y mantiene una actitud “enormemente reticente a cualquier cambio”, lo cual adjudica a la influencia del Partido Republicano.

En los últimos dos años, seis estados de EE UU han abolido la pena de muerte, por lo que ya hay dieciocho que no ejecutan y California posiblemente lo haga “en muy pocos años”, según Mayor Zaragoza, quien pide más esfuerzos: “Creo que el presidente Obama, que está haciendo muchas cosas importantes en Estados Unidos, en este segundo mandato podría quizá forzar un poco la máquina. Los Estados Unidos no pueden dar este mal ejemplo. Están ahora unidos a países como Irán, Irak, Arabia Saudí y Yemen”, lamentó.

El funcionario es aún más enfático en relación a China, cuyas cifras se desconocen: “Tiene que dar información. Y, si no, y por respeto a los derechos humanos esenciales, los pueblos del mundo deberían ser más enérgicos y decir que no se consuman productos de China hasta que no tenga otro comportamiento”, dice.

Oriente Medio y el norte de África es donde más se ejecuta en el mundo después de Asia, por lo que el V Congreso de Madrid estará centrado en esta zona del mundo. La esperanza del Congreso es que se logre mayor conciencia sobre el cambio que hubo en el mundo, sobre otros métodos que respeten la vida de los damnificados y que las regiones más radicales rectifiquen su posición, alinéandose con las declaraciones de derechos humanos que gran parte de la humanidad pregona.

Visto en 20 minutos

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas