Sociedad

Madre lucha junto a hija para ampliar idea de belleza

Todo empezó cuando Katie Driscoll decidió fotografiar a su hija Grace, que tiene síndrome de Down. La belleza y alegría de la niña se expandió por blogs, luego revistas y ahora su hermosa niña es la cara de una campaña para que las marcas de ropa incluyan a una diversidad mayor de personas en su concepto de belleza humana.

 

Buendiario-madre-hija-grace-sidrome-down-campana-modas-2

Grace (en el centro), en la campaña

 

“Yo nunca quise que la gente sintiera pena por ella o mi familia porque me enorgullece quien es”, dice Driscoll sobre su pequeña. Ese amor de madre a hija se plasmó en una serie de fotos, que ella decidió compartir con el mundo. La belleza y sencillez de dichas fotos emocionó al mundo blogger, que empezó a compartirlas, y así nació lo que terminaría siendo una campaña de gran alcance, titulada “Cambiando la cara de la belleza”, que apunta a que las empresas modifiquen la imagen que se tiene de las personas con discapacidad a través de sus publicidades.

Noticia relacionada: “Beto”, serie animada protagonizada por un niño con síndrome de Down

“Creo que la imaginería es la forma más fuerte de comunicación que tenemos hoy en día. Es un mundo tan visual que cuando vemos algo, lo creemos”, afirma Driscoll, quien entiende que “la publicidad es muy poderosa”. Su modesta campaña comenzó en 2012, cuando Steve English, amigo de ella, propuso que Grace encabece el catálogo de ropa que él mismo diseña. Ahora, dos años después, la visibilidad de la niña habla por toda una comunidad cuya voz no ha sido oída aún.

 

Buendiario-madre-hija-grace-sidrome-down-campana-modas-3

 

Driscoll se metió de lleno en la fotografía, aprendió el oficio, y mediante las fotos que saca a su hija se comunica con empresas, instándolas a incluir a personas con discapacidad en sus catálogos de modas. Mientras que en el pasado su cruzada recibía infinidad de rechazos, hoy en día son cada vez más las tiendas que aceptan su propuesta, confesando que “ni siquiera habían considerado la posibilidad”.

 

Buendiario-madre-hija-grace-sidrome-down-campana-modas-4

 

Entre las personas que dijeron sí está Tori Spelling, ex actriz de Beverly Hills 90210, hoy devenida diseñadora de ropa para niños. Su marca Little Maven incluyó a Grace, la hija de Driscoll, en su catálogo, y fue todo un éxito, atrayendo la atención de todo el país. Incluso, la orgullosa madre fue contactada por la marca británica Boden, que el año pasado incluyó a un niño con parálisis cerebral en sus anuncios.

 

Buendiario-madre-hija-grace-sidrome-down-campana-modas-5

 

Algo está cambiando en la moda, y prueba de ello es la inclusión de una modelo en silla de ruedas en el New York Fashion Week de este año. Ello, según Driscoll, demuestra que tal vez en el futuro las discapacidades no sean un tema tabú o problemático. “Creo que la gente comienza a ver que la respuesta positiva genera un gran cambio para un gran porcentaje de la población”, cree la madre.

Noticia relacionada: Estudiante con síndrome de Down logra ingresar a la universidad

“Su campaña está tan bien y su mensaje es tan sentido que me entusiasma ser parte de esto. Cuando uno ve la alegría en la cara de Grace en estas fotos, se contagia”, opinó Cindy Estes, de la marca Seam, para la que Grace posó. Driscoll dice que apunta no sólo a generar conciencia, sino a ampliar las posibilidades laborales para personas discpacidad, de quebrar el preconcepto de que las personas con discapacidad no pueden trabajar. “Quiero que les den una oportunidad de demostrar que son capaces, que son como todo el mundo”, concluye Driscoll, una impulsora de la más noble causa.

Visto en Huffington Post

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas