Efemérides bd

Los acuerdos de Evian. El inicio de la independencia argelina.

Hace dos semanas recordamos un nuevo aniversario de la publicación de “El Extranjero”, de Albert Camus. En un pasaje de aquella nota, hicimos mención a la delicada situación por la que atravesaban los ciudadanos argelinos en Francia en el periodo comenzado con el fin de la Segunda Guerra Mundial. El siglo XX ha sido testigo de los sucesos más extremos conocidos por el hombre hasta ahora, durante el cual varias colonias de todo el mundo lograron su independencia. Esta autonomía no ha sido gratis, desde ya. Y más si en el medio se lesionaban intereses de potencias históricamente colonialistas, para las cuales la independencia de sus dominios significaba literalmente un insulto. Sin embargo, pocas veces ha ocurrido que el país colonizador, dominador u opresor, como quieran llamarlo, delegue en su propia población civil la decisión acerca de la liberación de algún territorio ocupado. Argelia, en este caso.

Por Nicolás Moretti

 

buendiario-argelia-independencia-evian

 

 

En Evian Les Bains (le diremos Evian a partir de ahora), una pequeña comuna francesa ubicada en el límite con Suiza, la voluntad de la población francesa se materializó en un documento escrito. El 18 de Marzo de 1962, los representantes del Estado francés, con Charles De Gaulle como presidente, junto con los delegados del Frente de Liberación Nacional argelino, firmaron los famosos Acuerdos de Evian, nombre periodístico para este momento, más adelante les diremos porqué. Ustedes se preguntarán cual era la finalidad de este acuerdo. El mismo ponía en papeles lo que el pueblo francés había votado un año antes en un histórico referéndum: Que Argelia, histórica colonia francesa en pie de guerra contra Francia en busca de su independencia, sea libre.

Argelia estaba habilitada, luego de una guerra sanguinaria de ocho años de duración, que no sirvió para nada al igual que ninguna guerra en la historia del mundo, a decidir sobre su futuro político y social con relación a Francia. Amparada por el 63% de los franceses habilitados para votar (votó el 95% del padrón) esta ex colonia inauguraba su futuro como un Estado independiente y soberano.

La guerra por la independencia de Argelia le costó la vida a 400 mil soldados franceses y a más de un millón de argelinos. Inexplicablemente, luego de sufrir la ocupación de su territorio y de haber tenido enormes pérdidas militares, civiles y materiales en los años de la guerra en Europa, Francia se lanzó sin miramientos a una nueva aventura bélica, que se agregaba al conflicto vigente en Indochina (actual Vietnam) que también tenía su origen en reclamos independentistas.

El caso de Argelia era bastante especial. Constituyó una de las rebeliones anticoloniales más crueles de África. No tenía representantes legítimos para negociar su liberación, ya que era una provincia más de Francia y era habitada por numerosos europeos que se oponían a su independencia y presionaban al Gobierno francés. Estos europeos pasarían a ser africanos de un día para el otro. Algo que ciertas elites consideran un ultraje.

Las hostilidades comenzaron en 1954, pero es luego de 1956 cuando las matanzas aumentaron luego de que Francia le otorgara la independencia a Marruecos y a Túnez, concentrando todo su poderío militar (que era mucho) en el objetivo de retener Argelia. Luego de una participación decisiva de De Gaulle, presidente francés desde 1958, a favor de la autodeterminación del pueblo argelino, el Frente de Liberación Nacional de ese país, principal bastión del movimiento por la independencia, logró tener mucha más entidad.

El OAS (Organización del Ejército Secreto), conformado por militares franceses que consideraban como una traición a su país esta postura de De Gaulle, iniciaron una durísima campaña terrorista que incluyó un intento de golpe militar para derrocar al presidente. La cuestión de Argelia se tornó central en la política francesa y es por este motivo que De Gaulle decidió que sea el pueblo francés el que proteja los intentos argelinos por su liberación, alcanzando un enorme éxito.

Finalmente se firmaron los Acuerdos de Evian. Este nombre es una denominación exclusivamente periodística para ponerle un titulo a este momento. Según las reglas del derecho internacional, solamente los Estados son capaces de participar en una guerra, de declararla y de firmar tratados o acuerdos. Por lo que no se puede hablar con propiedad acerca de un acuerdo. Solo los Estados poseen personalidad jurídica para firmarlos y Argelia no lo era.

El contenido de esta declaración establecía un inmediato alto al fuego que tendría vigencia a partir del día siguiente. Una tregua que no tuvo mucha duración por los intentos constantes del OAS por quebrarla, objetivo conseguido lamentablemente. Por suerte, las condiciones que esta declaración fijaba acerca de las libertades civiles para los argelinos y de la autodeterminación de organización de los poderes públicos siguieron por los canales acordados y Argelia pudo proclamar su independencia definitiva el 8 de Octubre de 1962, ingresando ese mismo día a Naciones Unidas como un Estado soberano.

El proceso de descolonización en muchas naciones del mundo se vio favorecido por el contexto mundial luego de la Segunda Guerra. Muchas colonias contribuyeron de forma notable con infinitos recursos durante el desarrollo de esta contienda, factor que les hizo descubrir su enorme potencial. Se asimilaron los conceptos de igualdad, fraternidad y libertad, importados de sus colonizadores y el apoyo de organismos como la ONU fue clave para esta fase de independencia.

Argelia fue la primera pelotita de la avalancha que terminaría con la totalidad del continente africano libre, transformación que culminó en 1994 con la asunción de Nelson Mandela como presidente en Sudáfrica. Es necesario aclarar que al fin de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, solo 4 países de África eran independientes, el resto pertenecía a alguna potencia europea.

Mucho se ha dicho y escrito sobre la gesta argelina. Una película llamada “La Batalla de Argel” grafica con gran autenticidad lo sucedido en Argelia en los años de los primeros levantamientos. Siempre es una gran noticia la autodeterminación de los pueblos oprimidos, mucho más si es el inicio de la liberación de todo un continente.

¡Salud!

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas