¡WOW!

Loro británico se va y vuelve hablando perfecto español

El ave, que vivía con un humano británico, reapareció cuatro años después en el sur de California… y hablando con fluidez la lengua de Cervantes.

 

Buendiario-loro-vuelve-habla-espanol-california-2

Nigel, un loro cosmopolita.

 

Nigel hablaba con impecable acento británico cuando, súbitamente, dejó su hogar en California. Darren Chick, su anfitrión, siempre había presumido de tener un loro que manejaba un impecable fraseo inglés, a tal punto que podía imitar a los presentadores de la BBC. Las largas horas que había pasado con su dueño le habían servido al ave no sólo para compartir hazañas, sino para pulir la lengua de Shakespeare. Pero un día, hace cuatro años, Nigel alzó el vuelo y se dio a la fuga. Reapareció la semana pasada, pero con una particularidad: no habla ni una palabra de inglés.

“Soy de Panamá, ¿qué ha pasado?”, repite una y otra vez el plumífero. Quien lo halló fue Julissa Sperling, la dueña de un centro estético en Torrance, Los Ángeles. El loro gris africano cantaba sin parar, y ladraba como los perros. “Escuché a alguien silbando y diciendo: ¿Hola? ¿Hola?”, asegura Sperling, quien lo primero que hizo fue llevar al loro a una veterinaria que había perdido un ejemplar parecido llamado Benjamin.

Los ojos amarillos y la cola roja son distintivos de este tipo de animales, pero la dueña de Benjamin, Teresa Micco, pronto se dio cuenta de que esa no era su mascota. Gracias a un microchip averiguó que había sido vendido en un negocio de mascotas, y que el local disponía del registro de ventas de la última década. Así es como Micco llegó a Chick.

Se desconoce dónde ha estado el loro durante los últimos cuatro años, pero Nigel se ha adaptado muy bien a su vuelta a casa. Los loros grises africanos suelen vivir de 18 a 30 años y a veces hasta 50 años. Se consideran bastante vulnerables y, por lo general, no saben vivir por su cuenta una vez que se criaron con humanos. Su rasgo más distintivo es la capacidad para imitar la voz humana. Micco narró que en más de una oportunidad su loro Benjamin se hizo pasar por ella ante su marido y que el buen hombre jamás dudó de que era su esposa la que hablaba.

¿Volverá Nigel a hablar en inglés? ¿Aprenderá Darren a hablar español? No se pierdan el descenlace de esta asombrosa historia real… aquí, en Buendiario.

Visto en Daily Breeze

Agradecemos a Pablo Marín, Perla Wior y Alejandro Gatti por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas