Sociedad

Londres: gays rechazan vodka ruso tras leyes anti LGBT

Algunas de las discotecas gays más grandes de Londres boicotearon al vodka ruso como parte del movimiento global de rechazo a las medidas antigay tomadas por el Kremlin.

 

buendiario vodka ruso londres boicot discotecas gays putin lgbt leyes 2

Heaven, una de las afiliadas al boicot

 

“Mientras nuestros países avanzan en la cuestión de dar derechos a los gays, Rusia va para atrás”, expresó Jeremy Joseph, fundador y dueño del grupo G-A-Y, dueño de discotecas en todo Londres, entre ellas Heaven, una de las más grandes de la ciudad.

Como medida de resistencia, el grupo decidió dejar de ofrecer productos rusos en sus boliches, como respuesta a las medidas tomadas por Vladimir Putin contra la llamada “propaganda gay” y sus agresiones contra las protestas en su país.

Noticia relacionada: ONU lanza campaña mundial por igualdad de derechos LGBT

“Es importante que mostremos solidaridad porque es un momento difícil”, dijo el dueño de cuatro mega discotecas, algunas de las cuales tienen capacidad de dos mil personas. Además de Heaven (“cielo”, en inglés), se sumaron a la medida The Shadow Lounge, conocido como la primer disco europea en tener un club de socios, y Manbar, en el Soho: ninguna venderá vodka ruso, siendo Stolichnaya la marca más afectada.

 

buendiario vodka ruso londres boicot discotecas gays putin lgbt leyes 3

Putin, blanco de las críticas del mundo gay

 

Fue el escritor norteamericano Dan Savage quien convocó el boicot la semana pasada, llamando a “abandonar el Stoli para combatir al pogrom antigay de Putin”. Christopher Amos, dueño de Manbar, se hizo eco del boicot que pronto se viralizó en la comunidad gay de todo el planeta.

Stolichnaya ya ha respondido a la campaña, emitiendo una carta abierta que condena “las horribles acciones llevadas a cabo por el gobierno ruso”. Val Mendeleev, ejecutivo en jefe de la marca, comentó a su vez que “nuestro vidka siempre ha sido, y será, un defensor ferviente de los derechos de la comunidad LGBT”. Sus esfuerzos iban destinados a aclarar que el gobierno ruso no tiene control sobre la marca, cuya sede se encuentra hoy en día en Luxemburgo.

Noticia relacionada: Gays rumanos festejan y piden más pluralidad

Pero Jeremy Joseph no se detuvo en esa medida: ahora quiere convencer a las cadenas de supermercados y a los sponsors corporativos de las Olimpíadas de Invierno de Sochi 2014, a disputarse en Rusia. “Los jóvenes gays en Rusia están en la mira, no tienen ningún tipo de protección, cualquiera puede atacarlos sin pagar las consecuencias”, dijo, enfáticamente.

La medida se hizo eco del otro lado del océano, y algunas discos de Chicago comenzaron a imitar a sus pares londinenses. Mientras tanto, se está organizando una protesta frente a la Embajada de Rusia en Londres para el 10 de agosto.

Noticia relacionada: Mujer convida vodka a todos antes de un vuelo

Putin, por su parte, prohibió a parejas gays extranjeras que adopten niños rusos, promovió el encarcelamiento de quienes divulguen “propaganda gay” a menores e incita a arrestar a los que concurran a manifestaciones gay en su país. Pero el mundo ya no es el mismo, y es posible que la presión mundial rinda algún tipo de efecto en un país demasiado grande como para negarse al progreso.

Visto en Agence France-Presse

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas