Pura vida

Londres convierte antiguos refugios antibombas en granjas

A treinta metros debajo de la gran ciudad británica existen refugios construidos durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy, una organización los reconvierte en lugares de cultivo, para que el crecimiento le gane al miedo.

 

Buendiario-growing-underground-cultivo-londres-bajo-tierra-1

Los cultivos, bajo tierra

 

Growing Underground (“creciendo bajo tierra”) es el nombre de la organización que cría cultivos hidropónicos donde hace setenta años reinaba el miedo a la guerra. El uso de agua fortificada con soluciones minerales nutritivas, junto con iluminación LED, le permite a la compañía cultivar nueve tipo de vegetales y tres tipos de hierbas en las dos hectáreas y media que se encuentran bajo tierra, justo debajo de la línea Norte del subterráneo londinense.

Noticia relacionada: Todmorden, el pueblo-huerta inglés que se autosustenta

La iniciativa está ligada, a su vez, una compañía ecologista más grande, la Zero Carbon Food, fundada por Richard Ballard y Steven Dring, que impulsan la existencia de alimentos que no tengan carbono. Los cultivos hidropónicos de Growing Underground usan 70 por ciento menos de agua que la agricultura tradicional, realizada al aire libre. Además de producir comida amigable con el medioambiente, el sistema que utilizan busca reducir la distancia que media entre la producción del alimento y su lugar de consumo, garantizando que la comida llegue más fresca a los platos. Al ser producidos en Londres mismo, pueden llegar a pasar apenas cuatro horas entre la cosecha y la venta de los productos, conservando mejor sus nutrientes al llegar a los residentes londinenses.

 

Buendiario-growing-underground-cultivo-londres-bajo-tierra

Los padres de la criatura

 

“La agricultura global es responsable por la emisión de un tercio de CO2 en el mundo, así como el deterioro de recursos naturales como el agua y el fósforo, sin pensar demasiado a futuro”, explican Ballard y Dring. “Nuestro método usa virtualmente cero transportes ni pesticidas, lo cual garantiza que la comida dure más tiempo antes de pudrirse”.

Noticia relacionada: La UBA evalúa sembrar cannabis para uso industrial

La empresa ha apelado a los usuarios a los que les guste el producto a través de una campaña de crowdfunding en CrowdCube; ya han logrado recaudar 45.000 libras (algo así como 75.000 dólares) y buscan llegar a 300.000 libras, con 51 días por delante. La nobleza de su producto amerita que lo logren.

Aquí los dejamos con un video (en inglés, sin subtítulos) de los creadores, presentando su proyecto:

 

 

Visto en Mashable

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas