Deporte

¡Logran que robots jueguen decentemente al fútbol!

En Irán se llevó a cabo la Robocup, un evento diseñado para “entrenar” máquinas con el objetivo que para 2050 puedan enfrentar a un equipo de humanos en un partido de fútbol. ¡Y no lo hicieron nada mal!

 

 

No es una tarea sencilla, aunque sí estimulante. Incluye desarrollar tecnología de software y hardware que permita a los robots no solo reconozcan una pelota, sino que puedan plantear un buen uso de la misma, cierta astucia. Robots futbolistas, algo más que cajas con ruedas, capaces de controlar el equilibrio o de sorprender a su oponente. En Irán, el torneo Robocup – cuyo objetivo es poder organizar para 2050 un match entre humanos y máquinas – da para todo.

Desde el pasado 8 de abril, en las instalaciones del recinto ferial de Teherán, 34 equipos de 14 países como India, China, Alemania, Holanda y por supuesto Irán, participaron en esta décima edición del Robocup Irán, una peculiar competición “futbolística” en donde lo de menos son los goles y lo más importante es avanzar en una ciencia compleja y de vanguardia como la robótica. “La idea es fácil. Intentamos jugar al fútbol con robots autónomos, es decir, con máquinas programadas antes de empezar el partido y a las que dejamos evolucionar sin intervenir para nada una vez dentro del terreno de juego… Esto es investigación de campo para el desarrollo de robots humanoides”, explicó Marc Bestbentmann, un joven participante de la Universidad de Hamburgo.

 

Buendiario-iran-robots-futbol

 

Moverse por el terreno de juego con inteligencia, identificar a los compañeros de equipo y a los oponentes, reaccionar e interactuar en un entorno cambiante con gran velocidad: ahí radica la magia del ser humano. ¿Podrán los robots hacerlo? Hacia allá la cosa. La organización Robocup, que desde 1996 realiza cada año encuentros similares en todo el mundo e incluso una Copa Mundial en coincidencia con el calendario oficial de la FIFA, apunta a crear robots capaces de pensar y jugar como personas. El gran sueño de la robótica.

“Habrá robots que jueguen al fútbol de igual a igual con humanos, en el exterior, bajo el sol o la lluvia”, piensa Bestbentmann, quien admite que “lo más difícil será que jueguen con los humanos sin herirlos”. Aunque hay otro problema, la pelota. “Que la máquina vea una bola y la patee siempre fue fácil cuando era naranja y llamativa. En esta competencia se usa una nueva pelota, blanca y parecida a una real. Nos está costando, pero el próximo año será sin duda algo cotidiano”, añadió el alemán.

Los partidos robóticos, por ahora, son una confusa sucesión de pelotazos, frenazos, pocos goles y “lesiones” que se curan con cables y herramientas. “La excitación viene de saber qué hará el robot. ¿Pateará, verá la pelota, se caerá? A veces se pasan diez segundos ante la línea de gol y no hacen nada. Y la gente los anima y grita para que lo hagan, lo que por supuesto es algo inútil y completamente innecesario, pero divertido”, reflexionó el competidor alemán. ¡Vaya juego loco!

Visto en La Razón

Agradecemos a Perla Wior por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas