Sociedad

Líbano: gran campaña llama a incluir a personas LGBT

The Trans Cending Gender Project es una iniciativa lanzada por una ONG para promover el reconocimiento y el apoyo para las personas transgénero del país de Medio Oriente.

Por Nicolás Lupo

 

Esperanza para transexuales del Líbano

Esperanza para transexuales del Líbano

 

“¿Estás con alguien? ¿Puedo pasar?”, pregunta Nancy nerviosamente por teléfono antes de entrar en un café de Hamra. Parece insegura y empieza a hablar en cuento se sienta en la mesa. Nancy, a la que tampoco le importa ser llamada por su nombre masculino, es una estudiante de nutrición de 20 años de edad que se identificó como agénero, lo que significa que carece de género y que no se identifica exclusivamente con una de las dos identidades sexuales. Más bien, ella oscila entre los roles masculinos y femeninos: en la universidad se puede sentir más masculino, dice, mientras que en las relaciones que se siente más femenina. Al igual que los travestis y las personas andróginas, Nancy y otros individuos agénero entran en la categoría de los transexuales, un término para las personas cuya identidad de género difiere del sexo asignado al nacer.

Nancy comenzó a relatar la estigmatización a la que se ha enfrentado a través de los años, nunca se sintió como un niño durante toda su infancia y sufrió abusos verbales y físicos devastadores que, dice, “pueden destruir”. Sobrevivió gracias al refugio que encontró entre gays, bisexuales y transexuales. La cuestión transgénero es un tabú en la mayoría de los sectores de la sociedad libanesa, lo que resulta en marginación. En respuesta al clima hostil y como un paso hacia la mejora de las condiciones de vida de las personas trans, la asociación de salud sexual Marsa pondrá en marcha el primer proyecto en temas transgénero.

Noticia relacionada: Abren en Suecia primer hogar de la tercera edad para personas LGBT

“Queremos saber cuáles son las necesidades específicas de esta población para que podamos incluirlas en nuestros servicios”, dice Cynthia el-Khoury, Coordinadora del Programa en Marsa. “Queremos crear un equipo de expertos que están dispuestos a trabajar con las personas transgénero en el proceso de transición”. Khoury añadió que el proyecto también consistirá en una campaña de sensibilización sobre lo que significa ser transgénero.

Líbano no dispone de datos disponibles al público en la comunidad transgénero, aunque estudios internacionales han sugerido que las personas transexuales representan entre el 0,1 y el 0,5% de la población total. El número de personas que deciden someterse a una cirugía de reasignación sexual y la terapia hormonal es mucho menor.

 

Buendiario-libano-comunidad-lgbt-ong-marsa-transgenero-3

La ONG libanesa, organizando un festival LGBT

 

Este proceso, conocido como transición, es el objetivo principal del proyecto Marsa y es un procedimiento en el que los médicos juegan un papel central. En el Líbano, es obligatorio que un psiquiatra designe formalmente a una persona como transexual antes de que él o ella puede comenzar la transición.

Pero la falta de conocimientos técnicos entre los profesionales de la medicina es un obstáculo importante para las personas transgénero. Hay pocos psiquiatras que emitian informes que identifican a un paciente como transgénero, y el número de médicos que prescriben el tratamiento hormonal también es baja. En lugar de mantener un protocolo establecido o información específica, hay en cambio una “inmensa falta de conocimiento” entre los que deben ayudar, denuncian representantes de Marsa.

Noticia relacionada: Libros explican nuevas formas de familia a niños

“No es aceptado en la mentalidad libanesa ser transgénero”, dice Pascale Kolakez, una psicoterapeuta que se centra en temas transgénero. “Las personas son reticentes a ir a un psiquiatra, ya que piensan que van a tratar de convencerlos de que no son transgénero”. Pero las cosas están cambiando: en enero, un juez del Metn desestimó una queja contra un transexual cuando admitió tener relaciones sexuales con un hombre, y basó su decisión en que la discriminación por orientación sexual contraviene tanto la Constitución libanesa e internacional de derechos humanos.

“Me considero afortunada porque mis padres, aunque no acepten mi decisión, continúan pagando mis estudios”, dice Nancy. También defendió la necesidad de apoyo psicológico para los padres , “porque es difícil para ellos aceptar la situación.” Lo más importante, dice Nancy, es que otras personas puedan entender lo que sienten las personas transgénero libanesas. Y por eso es bienvenida la iniciativa Trans Cending Gender Project, para que la mentalidad finalmente cambie en el país de Oriente Medio, y que más gente pueda ser libre, con la ayuda necesaria para encontrarse a sí mismos.

Visto en Now Media

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas