¡WOW!

Lesión cerebral lo convierte en genio de la matemática

Jason Padgett era un hombre común, no demasiado brillante y poco habilidoso con los números. Sin embargo, al ser golpeado en la cabeza durante un robo sufrió una daño cerebral que no lo debilitó, sino que lo volvió… ¡Brillante!

 

Buendiario-jason_padgett-genio-matematicas-golpe-cerebro

Antes y después; de hombre común a genio matemático

 

Todo empezó con una lesión traumática, producto de un ataque físico por parte de ladrones. El comienzo no es prometedor, claro, pero el milagro de la vida y del cuerpo siempre guarda alguna sorpresa. Y así, Jason Padgett, en vez de quedar limitado físicamente, ahora puede ver patrones geométricos y resolver complejos acertijos matemáticos con los que previamente ni siquiera hubiera soñado. “Descubrí la gracia matemática del universo”, dice el hombre, que ahora vio la luz.

Noticia relacionada: Infarto elimina parte del cerebro que genera tristeza y deja a un abuelo en estado de perpetua felicidad

Jason vive en Tacoma, Washington, y ahora cada día juega a combinar los patrones triangulares de las hojas de los árboles, tomando a Pitágoras y a Galileo como referentes en su enorme placer geométrico. Los médicos juran que nada nuevo se agregó a su mente, sino que sufrió una lesión que despertó capacidades dormidas. El psiquiatra Darold Treffert, líder en el estudio de “savants” (o genios que se revelan como tal luego de un hecho traumático) fue uno de los encargados de inspeccionar a Jason, y de verificar su “inusual software genético, instalado de fábrica”. Decretó en Jason una llamativa sinestesia, capacidad de conectar sensaciones e ideas de forma brillante.

Jason, de 43 años, ama la edad que tiene porque es un número primo. Su hija Megan lo sorprende a veces recitando la larga lista de números primos (que solo son divisibles por sí mismos y por 1) en sus sueños. Y también es habitual que vea ecuaciones encriptadas en la realidad, que rápidamente resuelve. Y lo mismo le ocurre con los fractales, que son algo así como los ladrillos geométricos con los que la Naturaleza construye todo. Esto le permite trabajar para una empresa financiera canadiense, que aplica sus teorías sobre fractales y estructuras a la bolsa de comercio.

Noticia relacionada: Inventan “gorra pensante” que te hace más inteligente

Padgett ha sido estudiado minuciosamente en un laboratorio de alta tecnología, dedicado a la exploración de la actividad cerebral, en Helsinki, Finlandia. Allí descubrió que las teorías matemáticas que él mismo planteó se conectan directamente con el trabajo de algunos de los más geniales matemáticos de la historia, casi sin saberlo. “No importa qué cosas te pasen en la vida, al final todo tiene cierta simetría, hay un orden en medio del desorden”, filosofa quien hoy tiene una perspectiva completamente nueva sobre la vida.

“Me gustaría que la gente dejara de perderse en el dolor que siente y se elevara, para ver la maravilla que es este mundo. Yo fui al infierno y volví, pero ahora me siento muy optimista, y quiero transmitirlo”, dice el hombre que, paradójicamente, se descubrió a sí mismo gracias a un acto violento fortuito.

Visto en Salon

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas