Pura vida

Latinoamérica es líder en ahorro energético

Con una nueva conciencia ambiental, los habitantes reducen el consumo de energía con el uso de electrodomésticos eficientes.

Por Johanna Merschon

 

Buendiario-latinoamerica-ahorro-energia-medioambiente

Los electrodomésticos eficientes ayudan a cuidar fácilmente la ecología y el medioambiente.

 

Latinoamérica, una región “en vías de desarrollo” o de “países emergentes”, como suele llamársela, lidera la campaña “Eficiencia Energética”. Se trata de estimular el uso de electrodomésticos que funcionan empleando una cantidad de energía que permite el buen funcionamiento de los mismos, pero que también optimiza y regula el consumo. El uso de estos productos está siendo acompañado y respaldado por nuevas políticas que hacen que los consumidores estén informados sobre el modo de funcionamiento de los aparatos y el impacto de los mismos en el medio ambiente. Este movimiento va de la mano y forma parte de la iniciativa mundial Energía Sostenible para Todos, impulsada por Naciones Unidas y el Banco Mundial que tiene como objetivo duplicar el índice de mejora en eficiencia energética antes del 2030.

Noticia relacionada: Ushuaia impulsa reciclaje y lámparas de bajo consumo

Programar a conciencia la temperatura del aire acondicionado simplemente tocando un botón, ubicar la heladera en un lugar fresco y desactivar el modo de espera de los electrodomésticos están siendo nuevos y sencillos hábitos que permiten, además de un ahorro sustancial en los impuestos, cuidar el planeta y los recursos naturales. Ya sabemos que las buenas costumbres comienzan por casa pero además, según estudios realizados, de esta forma podrían ahorrarse mundialmente $350 mil millones de dólares en facturas de electricidad y disminuir el consumo global de energía en un %10.

En la región, Argentina es uno de los países que más ha tomado las riendas en el asunto. Así es como hace 7 años se creó un programa nacional que implementó un sistema de etiquetado de eficiencia energética obligatorio de electrodomésticos, prohibió la comercialización de lámparas incandescentes y promovió el recambio por lámparas de bajo consumo.

“El etiquetado es una herramienta muy útil porque le permite al consumidor acceder de una forma simple a información técnica confiable sobre el consumo de energía de los artefactos”, explica Lucía Spinelli, especialista en Energía del Banco Mundial.

Noticia relacionada: San Juan elige la energía solar para impulsar agricultura

De esta manera, todas las heladeras, lavarropas y acondicionadores de aire que hoy se venden en el país deben tener una etiqueta de eficiencia energética. La obligatoriedad alcanzará próximamente a televisores y termotanques eléctricos, entre otros.

Buendiario-latinoamerica-ahorro-energia-medioambiente-lamparas-bajo-consumo

Las lámparas de bajo consumo han reemplazado de manera exitosa a las clásicas bombillas en varios países.

Asimismo, la Secretaría de Energía de la Nación ya capacitó a unos 2300 vendedores de grandes cadenas de distribución, quienes cumplen el rol de mediadores entre los productos y los clientes.

“La mayoría de las personas tiene una información básica sobre las etiquetas y busca ayuda para comparar productos y entender mejor cuánto van a ahorrar según el caso”, comenta Nicolás Camargo, que desde hace 14 años trabaja en una tienda especializada en artículos de construcción y del hogar.

Noticia relacionada: En la provincia de San Luis convertirán basura en energía

Otros países también han ido en esta dirección. En Uruguay se sumaron al etiquetado de electrodomésticos eficientes y se fomentó la incorporación al mercado de los mismos. Incluso se creó un fideicomiso para apoyar la investigación y desarrollo en eficiencia energética y financiar campañas de sensibilización en las escuelas. Se estima que los uruguayos ahorrarán 10.000 millones de dólares hasta 2030 gracias a estas políticas.

Más al norte del mapa, en México, millones de las lámparas incandescentes fueron reemplazadas por nuevas de bajo consumo y casi 2 millones de electrodomésticos, sobre todo heladeras, fueron reemplazados por nuevos artefactos más eficientes. Todo esto en un período de 5 años.

Gracias a dichas acciones, se podría reducir el 72% de las emisiones de carbono para el 2020 y así ayudar a evitar que el incremento de la temperatura promedio en el mundo supere los 2º C. Para esto sería fundamental que el cambio empiece en cada casa, en cada lugar del mundo

¿Ustedes qué opinan? ¿Lo lograremos?

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas