Entretenimiento

La música clásica se impone en la favela de Brasil

En la favela de Paraisópolis, la segunda mayor de Sao Paulo, suena música clásica. Ya son trescientos los niños que cada semana pasan por las aulas del Proyecto Ballet Paraisópolis y prueban que ser parte del mundo de la danza pueden combatir la delincuencia.

Para participar en la iniciativa, totalmente gratuita, los niños tan sólo deben cumplir dos condiciones: estar matriculados en la escuela e ir a todas las clases, dos requisitos que no siempre son fáciles de cumplir, especialmente debido a la situación socio-económica de las familias a las que pertenecen.
La comunidad vecinal ha acogido tan bien el proyecto que ya hay 800 menores en lista de espera para participar en el curso, que dura ocho años y donde, además de baile, también aprenden a llevar un ritmo de vida saludable y una alimentación equilibrada.

 

buendiario-favela-brasil-danza

Un grupo de niños asiste a clase de ballet en la favela

 

Sin embargo, “la organización y la disciplina” son los dos pilares con los que cuenta la comunidad para alejar a la delincuencia. Aunque no son los únicos. El arte, en todas sus formas, se ha convertido en los últimos tiempos en la herramienta clave para lograr convertir una favela en un barrio, ya que, con 800.000 habitantes, Paraisópolis está determinada a dar un giro a su porvenir y dejar de ser una región marginal en el oeste de la mayor urbe latinoamericana.
Un espectáculo de la compañía de ballet, una presentación de las orquestas filarmónicas locales o la visita al estudio de la radio comunitaria complementan la ruta cultural “Paraisópolis de las Artes”.

“La mayoría de las personas de la comunidad son trabajadoras y honestas pero sin motivación ni oportunidades. Esperamos que esta ruta consiga cambiar un poco la concepción de los visitantes sobre qué es una favela”, concluyó Juliana Gonçalvez, vicepresidenta de la Asociación de Vecinos.

¡Excelente oportunidad!

Visto en La Razón

Nota editada por Nazarena Malatesta

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas