Sociedad

La Legislatura porteña adhiere a uso del “bastón verde”

La legisladora porteña María América González presentó una iniciativa para que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires adhiera a la Ley de “bastón verde”, la cual permite distinguir a personas con baja visión de personas no videntes.

 

María América González, impulsora de la decisión política

María América González, impulsora de la decisión política

 

González, alineada con la agrupación Buenos Aires para todos, señaló la importancia del bastón verde como instrumento de apoyo para acceder a la rehabilitación, educación, capacitación laboral e inserción social. La idea es que se entienda la diferencia entre una persona que directamente no ve y una persona que tiene la visión disminuida, basándose en la Ley 25.682 y amparándose en la Ley 24.901, que determina el Sistema de Prestaciones Básicas en Habilitación y Rehabilitación Integral de personas con discapacidad.

El bastón verde coloca a la persona que lo usa ante su entorno en una posición de verdad, diferenciándolo de una persona ciega. El bastón de ese color indica que necesita ayuda pero que algo ve. “Si me ayudas y veo, no te estoy estafando ni abusando de tu buena voluntad”, explica precisamente una persona con limitaciones visuales.

Noticia relacionada: Aprobaron la Ley de perros guía para ciegos en Argentina

El bastón se creó para generar un nuevo grupo de pertenencia dentro de la clasificación de discapacidad que la sociedad en general no conoce; responde a la problemática de que socialmente las personas que ven poco son exluidas de algunos trabajos u oportunidades porque se considera que no perciben nada de imagen, y eso no es cierto.

“Solicitamos que se cumpla con el rol del Estado, para que a través de sus organismos, preste la cobertura a las personas con discapacidad no incluidas dentro del sistema de las obras sociales, en la medida que no puedan afrontarla”, enfatizó González, explicando la esencia del problema.

Noticia relacionada: Mujer no vidente desarrolla habilidad para detectar cáncer de mama

La diputada, que es además Presidenta del Foro de la Tercera Edad, explicó que “se considera paciente con baja visión a aquel que no ve con lentes convencionales y que tiene dificultades en su vida diaria para realizar actividades como cocinar, desplazarse, leer, mirar televisión, escribir o ver la cara de las personas”. Lo que la legisladora pide es que, acorde a lo que la ley indica para otros tipos de discapacidad, sea obligatoria para las obras sociales la cobertura de las lentes necesarias – en tanto instrumentos de apoyo – para que estas personas puedan integrarse más ampliamente a la sociedad.

Noticia relacionada: Inventan dispositiva que permite “ver” con los oídos

González destacó el trabajo de la Profesora Perla Catherine Mayo, quien se dedica de manera exclusiva a través de su Centro de Baja Visión a esta temática, conjuntamente con la Asociación Latinoamericana de baja visión. “A muchas de las personas con baja visión se las termina sentenciando a una ceguera, cuando podrían aprender a utilizar el resto de visión que tienen. Es injusto que estas personas sean tratadas como ciegos, y condenarlas a aprender el sistema Braile. Deben ser tratados con la medicación adecuada, sumándose la pertinente rehabilitación visual”, concluyó González, en nombre de la causa que lleva adelante.

Aquí una explicación del bastón y su implementación en la provincia de Córdoba, Argentina:

 

 

Visto en Legislatura Porteña

Agradecemos a Raquel Brestovitzky por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas