¡WOW!

¡La habitación más silenciosa del mundo!

En Minneapolis, Minnesota, se encuentra un curioso récord Guinness: “La habitación más silenciosa del mundo”, una cámara anecoica creada por el laboratorio Orfield Labs para que dentro no exista más sonido que el que uno emite.

buendiario-habitacion-mas-silenciosa-mundo-orfield-labs 2

La habitación más silenciosa del mundo, en Minnesota

Efectivamente, se trata de una habitación en la cual el silencio reina de forma total y absoluta. ¿Y cómo se logra eso? Primero, suspendiendo la habitación en el aire, de modo de evitar vibraciones desde el exterior, sean producto de vehículos que pasan cerca, aires acondacionados o lo que sea. En segundo lugar, cuñas gigantes de madera rodean a la habitación, ayudando a evitar ondas sonoras. El piso de la habitación, de hecho, se compone de alambre sostenido por más cuñas de madera. Pero la cosa no termina allí: la habitación está rodeada de fibra de vidrio, la cual absorbe tremendamente al sonido, tanto más que el sistema de cuñas y alambres.

¿Y qué significa “anecoico”? Básicamente, que no existen ecos en su interior. Se habla de cámaras anecoicas o anecoides en el caso de salas diseñadas para absorber en su totalidad las reflexiones producidas por ondas acústicas o electromagnéticas en cualquiera de las superficies de la cámara, que se encuentra aislada del exterior de cualquier fuente de ruido. La sensación es que allí dentro no existe efecto de ninguna fuente sonora, que se habita el “vacío sonoro”.

Lo más extraño en Orfield Labs es escuchar un aplauso, sonido que asociamos a los rebotes que suele producir en las paredes circundantes. En una cámara anecoica, lo único que se escucha es el tenue “clac” de una mano golpeando contra la otra. Pero Orfield Labs cumple muchas funciones, una de las cuales se relaciona con enmascarar la voz humana para que no sea fácilmente reconocible (Mucha onda, ¿no? Esta gente parece invertir todo su tiempo en hacer cosas sofisticadas o cercanas al mundo del espionaje). En el área “enmascaramiento vocal”, el laboratorio ofrece un servicio para lograr mayor intimidad durante conversaciones telefónicas: un sistema que graba la voz, altera las capas sonoras y las reproduce al reverso, lo cual hace que la conversación suene ininteligible para quien está cerca y no forma parte de la charla.

Pero volviendo a la cámara anecoica… ¿Para qué sirve? Bueno, básicamente para reducir, en la medida de lo posible, la reflexión del sonido. Basta preguntarle a los músicos o a los sonidistas de cine, ellos sabrán explicar por qué esto no sólo puede ser una experiencia asombrosa de silencio, sino una gran herramienta para trabajar, y lograr sonidos “puros”, sin intervención externa.

Aquí un video de la cámara, justo en el momento en que la visitó un soldado norteamericano, deseoso de silencio:

Visto en Charlie McCarron

Agradecemos a Julián Chernov por enviarnos esta noticia.

3 comentarios en “¡La habitación más silenciosa del mundo!”

  1. Soraya dice:

    ¡Qué bien que me vendría a veces! Trabajo en el microcentro y a veces es imposible escucharse la propia voz. Que buen lugar para meditar.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas