Feliz no cumpleaños

La Divina Comedia de Abril

La cara de asombro de Abril me advirtió: algo maravilloso sucedería.

 Por Yago Fiamingo

 

Buendiario-columna-feliz-no-cumpleanos

 

La semana pasada cumplió años mi niña preferida y le regalé la torta de tres pisos que me había pedido: Una montaña con agua y árboles. Abril apenas cumplió cuatro años.

La tarde estaba muy calurosa, la montaña era de chocolate y el riesgo era que se derritiera, por lo que había que correr para que no sucediera. La pequeña me escuchó llegar, vino acelerada hacia mi con sus muñecas en las manos y las tiró apenas vio el regalo que traía, mientras yo le decía a los padres que abrieran la heladera. Sonrió de oreja a oreja y pidió probarla inmediatamente, con esa inocencia de la no noción del tiempo y de que tenían que llegar todos los invitados para que eso pasara. Mucho no le gustó, pero agarró un poco de la masa azulada que se hacía pasar por río.

Para distraerla, la subí a mis hombros y fuimos a jugar a su cuarto. No podía quedarme con la duda, entonces le pregunté por qué había pedido esa torta. Me mostró un dibujo que había hecho ella y monologó:

“Llegué nadando por el río con mi muñeca Katrina, la que me acompaña a cada lugar que voy, hasta la montaña que habíamos visto en los dibujitos. Yo tengo un montón de amigos, ¿sabés? Pero Katrina es mi mejor amiga. Mamá se pone celosa, no le digas nada. Entonces empezamos a caminar con Katrina alrededor de la montaña y estaban nuestros perritos y gatitos y nos quedamos jugando y hablando con ellos. Ellos no me entienden mucho cuando les hablo, pero yo si los entiendo a ellos. Les doy de comer y corremos un montón de tiempo.

 

Buendiario-motana-magica

 

Cuando nos cansamos de jugar con los perritos y los gatitos, empezamos a caminar con Katrina y encontramos una escalera. Ella me dijo que subiéramos porque ahí estaban mis papás que nos esperaban con la comida. Yo no tenía muchas ganas de verlos, pero terminó siendo divertido. Como papá no estaba trabajando, jugó un montón conmigo, inventó una hamaca y mamá nos preparó jugos. Yo estaba muy contenta, muy contenta (y se rio un montón al decirme eso). Después mamá me leyó un cuento y con mi muñeca nos quedamos dormidas. Y ahí me parece que soñé, pero no estoy muy segura…

Soñé que abría los ojos y veía el punto más alto de la montaña, y que una voz conocida me llamaba, para que lo vaya a ver. A mí me parecía que era mi abuelo, y entonces fui porque mamá y papá no se iban a enojar si me iba con el abuelo. A parte hacía mucho que no lo veía, tenía ganas, muchas ganas. Entonces le pedí a Katrina que venga y ella vino. Subimos otra escalera. Ahí era todo más chico (supuse que me quiso decir angosto). Después empiezo a escuchar a mi abuelo que me llama: “Vení Abril, vení”. Y lo ví, estaba más viejito, pero era él. Me dijo que faltaba poco para mi cumpleaños, y me preguntó qué quería que me regalara, y yo le pedí un vestido para Katrina porque el que tiene ya está sucio y roto. El se rio y me dijo que si, y también me preguntó si la abuela seguía usando los anteojos de sol tipo vincha, pero yo no entendí que era todo eso. El abuelito me abrazó y creo que ahí me desperté. Y le conté a mamá que el abuelo me había abrazado en la punta de la montaña, que fuéramos juntas a verlo le pedí. Y mamá se puso a llorar un poco…”

“¡Yago! No me estás escuchando”, me gritó y se enojó… Yo ya no podía mirarla a los ojos, es cierto, pero claro que le estaba prestando atención. Y como ella se enojó y se puso a jugar con Katrina, fui a la cocina a hablar con María, la madre. Le conté todo el relato de Abril, emocionado y conmovido. Ella no pudo contenerse tampoco, por lo que decidí ir al living. Había un libro arriba de la mesa, y siempre que hay un libro lo prefiero por sobre la televisión. Era “La Divina Comedia” de Dante, y aunque ya lo leí un par de veces, por esa tarde yo ya había tenido la mía.

 

Yago Fiamingo
Periodista y productor, con pasado en TyC Sports y la Rock & Pop.
Twitter: @yagoyago84

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas