Animales & Bebés

La aventura de un bebé ruso que descubre la nieve

¡Ah, la infancia! Período de descubrimientos, si los hay. Todo es novedoso, entre divertido y peligroso. Que lo diga sino este tierno bebé ruso, para quien la nieve es un mundo nuevo… y lleno de sorpresas.

 

 

Ya podría haberse ganado nuestros corazones con ese inflado trajecito rosa. Pero no, este infante ruso fue más lejos… y se llevó toda nuestra atención. Morimos de amor.

Noticia relacionada: Adorable bebé come helado por primera vez

Va a tientas, despacio. Esa cosa blanca en el piso, un tanto resbalosa, representa todo un desafío. Se le atreve… patina un poco… y acomoda el cuerpo para salir airoso. Aprender a adaptarse, que le dicen. Pero, ambicioso, va por más. Y ahí aparecen los riesgos.

Noticia relacionada: Imperdible video de cuatrillizos riendo

 

La criatura y su gran aventura invernal

La criatura y su gran aventura invernal

 

Vlamidmir, o Igor, o Ivan, como sea que se llame la criatura (¿O es una nena? ¡Qué difícil saber con tanto abrigo encima!) cae, se golpea. Pero lo importante siempre es levantarse. Seguir. Y si bien reímos ante la peripecia, una parte nuestra también se emociona: todos en el fondo somos ese bebé, dándonos de bruces con la realidad, aprendiendo, y creciendo.

Ver también: Un bebé con cuerpo de adulto

Agradecemos a Montserrat Callao Escalada por enviarnos esta noticia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas