Deporte

La antorcha olímpica atravesó los hielos rusos

En su camino a la cita olímpica invernal en Sochi 2014, la antorcha atravesó la tundra rusa, en el Distrito Autónomo de Nenets. El paseo del legendario símbolo de fuego va por su jornada 28, de las 123 que lo depositarán en la sede donde los juegos se disputan.

 

 

¿Cómo se mantiene encendida esa antorcha, contra viento y marea?, se pregunta la gente. La verdad, no lo sabemos, pero que es mágica ya no caben dudas. ¿Cómo explicar sino que pueda atravesar las estepas heladas del norte de Rusia en movimiento y que no se apague? Es conmovedor ver al representante olímpico, corriendo con capas y capas de abrigo, portando la llama sagrada entre venados y atentos pájaros del paisaje ruso.

Noticia relacionada: Las medallas olímpicas para Sochi tendrán pedazos de meteorito

En la jornada número 28 de las 123 previstas, la antorcha de los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 fue cargada por Andrei Chibisov, miembro del comité organizador de los Juegos. Aún falta un largo camino hacia los juegos, pero la llama centenaria que nunca se acaba atravesó así su etapa más cruda, la de las temperaturas bajo cero. Y lo hizo con dignidad, como siempre, majestuosa y emblemática.

 

La flama pasa de manos helenas a manos rusas

La flama pasa de manos helenas a manos rusas

 

Noticia relacionada: Rusia almacena nieve para los juegos de invierno 2014

Visto en The Guardian

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas