Animales

Jueza de N. York da derechos a chimpancés de laboratorio

La jueza norteamericana otorgó habeas corpus a dos simios, y por ende el derecho a cuestionar su detención; lo importante es el precedente, y el fin de una era de pruebas con animales.

 

Buendiario-nueva-york-chimpances-habeas-corpus

 

En una decisión sin precedentes, una jueza de Nueva York decretó ilegal la determinación de que dos chimpancés no pudieran ser otorgados habeas corpus. Así, Hércules y Leo, dos monos de la Stony Brook University, pueden legalmente cuestionar su detención como especímenes de laboratorio. La decisión reconoce a los simios como personas legales, lo cual define que por primera vez en la historia de Estados Unidos esos animales han sido otorgados derechos propios.

La orden del 20 de abril requiere que la universidad se presente ante la corte y ofrezca razones legales suficientes como para que los dos chimpancés permanezcan encerrados. La siguiente citación es para el 6 de Mayo. El petitorio fue enviado a la corte gracias a la Nonhuman Rights Project (NhRP), un grupo de apoyo animal que expresó su alegría cuando la jueza de la Corte Suprema de Justicia de Manhattan Barbara Jaffe declaró que ambos primates sean tratados como personas.

La agrupación elevó el pedido en nombre de ambos simios ante la Suprema Corte de Suffolk County en Diciembre de 2013, pero fue recién cuando apelaron a la Corte Suprema de Nueva York (con sede en Manhattan) que fueron escuchados. Y este pasado lunes salió el veredicto que da a Hércules y Leo personería legal. La clave del asunto es que NhRP asegura que los monos son demasiado cognitiva y emocionalmente complejos como para ser encerrados. Por eso pide que los monos vivan ahora en un santuario junto a otros de su especie.

El habeas corpus se usa para que ciertas personas no sean encarceladas, y al otorgar este derecho a los monos se les otorga el derecho a ser tratados como personas. Un primer paso hacia la liberación, y una gran victoria en la lucha por los derechos de los animales.

Visto en NPR

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Buenas noticias relacionadas